Navigation Menu
Cabañas del Castillo
noviembre 72013

Cabañas del Castillo es un municipio español, en la provincia de Cáceres, Comunidad Autónoma de Extremadura. Está formado por cuatro núcleos de población: Solana de Cabañas, Retamosa de Cabañas, Roturas de Cabañas y la propia Cabañas del Castillo. Todos ellos en el corazón de la Sierra de las Villuercas, de escarpados picos y angostos valles. El ayuntamiento de este municipio se encuentra en la localidad de Roturas de Cabañas.
El municipio es conocido por el Castillo de Cabañas.

 

Historia

En algunas cuevas villuerquinas se conservan restos de pinturas rupestres. De época tartesia (o mejor del Bronce orientalizante) se hallaron restos como es el de la estela de Solana. En el periodo de la invasión musulmana se construyó el Castillo de Cabañas original, el poblado y el castillo de Solana. Alfonso X vendió Cabañas a Trujillo en el siglo XIII con la condición del derribo del castillo y mantener el patronazgo real de las iglesias. Las iglesias de estos lugares conformaban la llamada Real Abadía de Cabañas. Enrique II concede al señor de Oropesa (más tarde conde de Oropesa) la Villa de Cabañas y su término en el siglo XIV.

La antigua Villa de Cabañas estuvo formada por Solana, Roturas, Retamosa, Cabañas (por entonces Cabañas de la Peña) y por Navezuelas y Medio Robledo (la mitad del hoy Robledollano era de Cabañas y la otra mitad de Deleitosa) además del desaparecido núcleo de Torrejón, cercano a Roturas de Cabañas.

A la caída del Antiguo Régimen la localidad de constituye en municipio constitucional, entonces conocido como Cabañas en la región de Extremadura que desde 1834 quedó integrado en Partido Judicial de Logrosán3 que en el censo de 1842 contaba con 185 hogares y 1013 vecinos.

A principios del siglo XX disminuye el término del municipio porque independiza Navezuelas el 2 de abril de 1927. La pedanía de Solana también intenta segregarse y unirse a Berzocana el 6 de marzo de 1953, pero no lo consigue.

Leer +»
Brozas
octubre 222013

Brozas es un municipio español, de la provincia de Cáceres, Comunidad Autónoma de Extremadura. Tiene 2.200 habitantes. Tradicionalmente ha estado vinculado a la llamada Tierra de Alcántara, ostentando el título de villa desde 1537. Actualmente, se encuentra encuadrada dentro de la Mancomunidad de Municipios Tajo-Salor-Almonte.
Capital de partido desde finales del siglo XVI hasta el siglo XIX, su situación geográfica, la amplitud de su término, idóneo para la agricultura y para la ganadería trashumante y su carácter de nudo de comunicaciones en el oeste extremeño convirtió a Brozas en una de las villas más importantes de la Extremadura moderna, siendo dominado su gobierno por una poderosa nobleza con lazos familiares con las aristocracias de Alcántara, Cáceres o Trujillo. Fruto de esa historia ha sido un impresionante patrimonio histórico-artístico, con monumentos tanto civiles como religiosos. Asimismo, fue sede de la Encomienda Mayor de la Orden de Alcántara, como muestra el enorme castillo-palacio situado en la cota más alta de la población.
Debido a este rico pasado, Brozas ha sido lugar de nacimiento de importantes personajes. Podemos destacar a frey Nicolás de Ovando (aunque recientemente se defiende su origen cacereño), primer gobernador de la Española tras Cristóbal Colón; al gran humanista Francisco Sánchez el Brocense, catedrático de la Universidad de Salamanca; a fray Pedro Ordóñez Flores, arzobispo de Santa Fe de Bogotá; a Íñigo de Argüello Carvajal, virrey de Navarra en tiempos de Carlos V; a Pedro Alfonso Flores Montenegro, primer Vizconde de Peñaparda; a Francisco de Lizaur, importante indiano de los primeros tiempos de la conquista; o al maestro arquitecto Juan de Escandón.

 

Historia

Prehistoria

Hay pocos datos acerca de la ocupación humana del lo que ahora es término municipal de Brozas antes de la Edad Media, ya que en este lugar no hay restos arqueológicos anteriores al siglo XII a. C., en el periodo conocido como “Bronce Final Extremeño”. De esta etapa son el yacimiento de Araya y la Estela de Brozas.

Épocas romana y visigoda

Según algunos autores, Brozas sería la antigua Concordia Elbocoris  citada por Plinio el Viejo; para ello se basan en una supuesta evolución del topónimo Elbocoris hasta Brozas que no se ve refrendada ni por la arqueología ni por la epigrafía existente en la zona. Cita (página 376 y 377):

Página 376: CONCORDIA ELBOCORIS. Esta cudad lusitana, que menciona Plinio, lib. 4. cap. 22. tenía estos dos nombres, como otras muchísimas de la España, y la prueba de que los concordienses se llamaran también elbocoros se saca del texto mismo de Plinio, que en casi todas las ediciones dice: “concordienses qui elbocori”, aunque los copiantes hayan escrito “et bocori”. También lo persuade que Ptolomeo nombra a esta ciudad con solo el sobrenombre “Elbocori”, como está escrito en el códice griego de Mendoza, aunque en el de Erasmo por metátesis ”Elbocoris”; y (Ptolomeo) no hace mención del primer nombre “Concordia”. Este caso no es singular en este geógrafo. Harduino (¿Arduino de Ivrea?) parece quiso hacer dos ciudades distintas, y redujo a “Concordia” a la villa de “Tamar”.
Página 377: Pero la verdadera situación de “Concordia Elbocoris” es a la villa de “Brozas”, nombre que le ha quedado de “Elbocoris”, que fue sin duda el que prevaleció por haber en España otras “Concordias” y ninguna otra “Elbocoris”.

Algo parecido sucede con la opinión que identificaba a Brozas con el nombre de Norba tal como se cita :

Página 377: Han opinado algunos que la villa de Brozas, … , se llamó Norba por haberse hallado una inscripción, en que suena “Rep. Norbense” (Rep.=república). Pero de dicha inscripción solo se infiere la que la Rep. Norb. dio comisión a “Ávito Moderato”, para que erigiera un monumento a su tía.
Página 326: CASTRA IVLIA. Ya hemos visto arriba (re refiere a las páginas 324 y 325) que eran dos los pueblos encabezados con “Norba Caesarea”: el primero y más cercano es llamado por “Plinio”, “Castra Iulia”, y el segundo y más distante “Castra Cæcilia”: este ya hemos dicho “Cáceres”: y “CastraIulia”, “Trujillo”, nombre formado también de “Cas-trum Iulium”: y de estas últimas sílabas “Truiulio” y “Trujillo”, cercano a “Berzocana”, a unas cinco leguas; y de “Alcántara”, que algunos suponen fue la “colonia Norba”, dista lo menos veinte. Exorbitante distancia para una ciudad encabezada con otra; con el inconveniente que para acudir desde “Trujillo” y “Cáceres” a “Alcántara” tenían que pasar por un terreno independiente de la República de los elbocoros, que era “Brozas”.

La antigua colonia Norba Caesarina, en la actualidad se considera completamente refutada al identificarse sin ninguna duda con la actual ciudad de Cáceres.

En todo caso, un ara votiva dedicada al dios Júpiter por los “vicani tongobricensis”, así como diversos restos epigráficos hallados en el término municipal, podrían identificar a Brozas con una localidad denominada Tongobriga; de cualquier forma, la existencia de Brozas en época romana parece atestiguarse con los restos anteriormente mencionados y con la evidencia de que la llamada “calzada del Puente de Alcántara” o másrecientemente “Vía da Estrela” cruzaba la villa de sureste a noroeste. Los capiteles de mármol conservados en la iglesia parroquial de Santa María podrían mostrar asimismo una pervivencia del poblamiento en época visigoda.

Reconquista

La historia de la moderna Brozas empezó con la reconquista leonesa de la parte occidental de la moderna provincia de Cáceres, a principios del siglo XIII. Al tomar Alfonso IX de León la plaza de Alcántara en 1213, todo el oeste de la moderna provincia de Cáceres fue entregado a la orden de Calatrava, pasando en 1218 a la de San Julián del Pereiro, que desde entonces cambió su nombre por el de orden de Alcántara. Este territorio fue organizado, con capital en Alcántara, mediante una serie de núcleos poblados que fueron convertidos en cabezas de encomiendas, con funciones de defensa y repoblación. Éste fue el caso de Brozas, que aparece nombrada documentalmente como “Las Broças” por primera vez en 1237 y en 1244, convirtiéndose hacia 1270 en capital de la Encomienda Mayor de Alcántara. Su favorable emplazamiento, al situarse en una llanura donde se unían los caminos procedentes de Alburquerque, Cáceres y Alcántara, facilitó su poblamiento, que se aceleró a lo largo del siglo XV. Ese crecimiento se aceleró más al concentrarse en Brozas los habitantes de varios núcleos primitivos surgidos con la reconquista sin las ventajas de Brozas, que se convirtieron en encomiendas deshabitadas como Belvís, Navarra, la Puebla y Araya.

Durante el siglo XIV y el siglo XV, el lugar se vio afectado por varios conflictos bélicos que afectaron a Extremadura, sufriendo las incursiones del condestable portugués Nuno Alvares Pereira. Brozas fue invadida en 1431 por el infante Pedro de Aragón; y, décadas más tarde, fue un importante objetivo militar durante la guerra interna de la Orden de Alcántara que enfrentó a los partidarios del maestre Gómez de Solís contra los del clavero Alonso de Monroy. La consolidación en el trono de los Reyes Católicos abrió una larga época de paz para Extremadura que se tradujo a su vez en un gran crecimiento demográfico y económico. Brozas no fue ajena a esto y los Reyes Católicos aceptaron en 1495 a la petición de los vecinos de la localidad para construir una segunda parroquia debido al aumento de la población.

Edad Moderna

Los conflictos con Alcántara sobre el uso de los baldíos y las tierras comunales hicieron que los brocenses iniciaron el proceso de emancipación mediante la adquisición del villazgo. Esto se consiguió en1537 por una real cédula de Carlos I que costó 7500 ducados de oro. El villazgo implicó un gran crecimiento demográfico, que hizo que Brozas pasase de 2900 habitantes al emanciparse a 6240 habitantes según el Censo de la Corona de Castilla de 1591. El crecimiento hizo que hacia 1550 surgiese en la zona noreste del término de la nueva villa, junto a una venta y en un cruce de caminos, un nuevo núcleo de población, conocido por los brocenses como El Arrabal de Ventas y por sus habitantes como Navas del Madroño. Navas fue una localidad brocense hasta 1737, cuando se independizó como villa. La cada vez mayor importancia demográfica y económica de Brozas tuvo también repercusión en el ámbito político-jurisdiccional: en 1570, la Corona de Castilla hizo una reorganización mediante la cual el antiguo partido de Alcántara se dividió en cuatro nuevos: Alcántara, Valencia de Alcántara, Gata y Brozas. Brozas, junto con Navas del Madroño y Araya, pasó a ser gobernada por un alcalde mayor,gobernador y capitán de guerra, que era nombrado por el Consejo de las Órdenes y que se convirtió en la máxima instancia judicial del partido de Brozas.

La población comenzó a reducirse a finales de siglo XVI, cuando hubo una crisis agraria y llegaron enfermedades como la peste, que provocó una epidemia entre 1599 y 1601. Así empezó la crisis del siglo XVII, siglo durante el cual Brozas perdió casi la mitad de la población que tenía, debido estos factores y a otros como la expulsión de los moriscos que obligó a casi 300 personas a irse de la villa en 1609, la emigración a América y la Guerra de Restauración portuguesa (1640-1668). Esta crisis del siglo XVII aún continuó los primeros años de siglo XVIII debido a la Guerra de Sucesión Española, en la cual Brozas se convirtió en objetivo de los ataques de los portugueses contrarios a Felipe V. La villa fue invadida en abril de 1706, siendo saqueada e incendiándose numerosos edificios como la casa consistorial.

Al acabar la guerra en 1713 se inició una recuperación lenta, basada en el cultivo de nuevas tierras y en la paz que hubo en el país durante el siglo XVIII. El crecimiento demográfico provocó el estallido de un grave conflicto social que enfrentó a los labradores que querían nuevas tierras de cultivo contra la nobleza local y los ganaderos de la Mesta que defendían los pastos. Esto provocó motines como el de 1750 contra el administrador de la Encomienda Mayor en el cual participaron más de 100 labradores, así como ocupaciones de tierras entre 1793 y 1794 al amparo de una Real Orden que en 1793 que declaró todas las dehesas extremeñas de pasto y labor.

Siglo XIX

El siglo XIX provocó un gran cambio en la evolución histórica de Brozas. La crisis agraria y epidémica de 1804 a 1806 supuso el fin del crecimiento demográfico, lo cual se agravó con las consecuencias de la Guerra de Independencia Española. Esta a guerra supuso también el fin del Antiguo Régimen y el inicio de la Edad Contemporánea, desapareciendo la sociedad estamental al perder la nobleza sus privilegios, aunque no su riqueza. Pero quien más sufrió estos cambios fue la Iglesia, al disolverse las órdenes religiosas, cerrarse sus conventos y desamortizarse todos sus bienes en 1836-1837.

A la caída del Antiguo Régimen la localidad se constituyó en municipio constitucional en la región de Extremadura, Partido Judicial de Alcántara, entonces conocida como Las Brozas, que en el censo de 1842 contaba con 1300 hogares y 7121 vecinos.

Otra medida liberal que tuvo mucho impacto en Brozas fue la desamortización de los bienes de propios que realizó Pascual Madoz en el Bienio progresista, entre 1855 y 1856. Se enajenaron casi 14 000 hectáreas municipales, las cuales seprivatizaron. La nueva sociedad que se formó tras estas reformas seguía dominada por la misma oligarquía anterior a las mismas, y frente a los cuales se situaban los jornaleros sin tierras. Como consecuencia, surgió una conciencia de clase y organizaciones obreras. Brozas fue una de las localidades pioneras en el movimiento obrero extremeño, habiendo ya en 1877 una federación de la I Internacional en la localidad. La situación desembocó a veces en motines y altercados, como el que tuvo lugar en 1874 contra el sorteo de las quintas.

Siglo XX

Los problemas sociales a los que dio lugar el período liberal alcanzaron su máxima expresión en el primer tercio del siglo XX. En Brozas tuvieron fuerza los principales partidos y sindicatos obreros de España, especialmente el socialismo sindical. También tuvo importancia el movimiento social católico, cuyo principal representante fue Carlos Barriga, párroco de la iglesia de Santa María, quien a finales del siglo XIX había fundado uno de los primeros sindicatos católicos de crédito agrícola de Extremadura. La situación política y social de esta época hizo que en 1931 se proclamase la Segunda República, durante la cual los partidos de izquierda llegaron por primera vez al poder, apoyados por sindicatos como el socialista Unión y Trabajo, que tenía casi mil afiliados. La principal característica de esta etapa fue la inestabilidad.

Tras el fallido pronunciamiento del 17 y 18 de julio de 1936, tuvo lugar en España la Guerra Civil entre 1936 y 1939. En la parte controlada por el bando nacional, en la cual se encontraba la provincia de Cáceres, hubo una dura represión contra militantes y simpatizantes de los partidos de izquierda, la cual se prolongó hasta la Transición tras la victoria franquista en dicha guerra. Durante la dictadura de Franco se paralizó totalmente la vida política de Brozas, la cual se limitó a conflictos internos entre miembros de la oligarquía. Pese a que se emprendieron algunas obras públicas de cierta importancia, Brozas siguió siendo un pueblo cuya economía se basaba en la agricultura y la ganadería. Por este motivo, cuando en los años 1960 se inició el crecimiento económico del país, varios miles de brocenses abandonaron su pueblo buscando una vida mejor. Sólo tras la llegada de la democracia y, sobre todo, del ingreso de España en la CEE, se ha detenido, o por lo menos ralentizado, el descenso poblacional, beneficiándose Brozas de importantes inversiones en infraestructuras y actividad productiva.

Leer +»
Botija
octubre 222013

Botija es un municipio español, en la provincia de Cáceres, Comunidad Autónoma de Extremadura. Se encuentra en la comarca histórica de Tierra de Montánchez en el sur de la provincia y ocupa una superficie de 18,4 kilómetros cuadrados.

Historia

En el término municipal de Botija, a unos dos kilómetros de la población, existe un yacimiento arqueológico de la Segunda Edad del Hierro, Tamusia, conocido hoy como «Castro de Villasviejas del Tamuja», pero se cree que no hay ninguna relación de este poblado con el origen de Botija.

De lo que sí hay constancia documental es de lo siguiente:

Durante el siglo XII se suceden varias incursiones cristianas en la comarca, hasta que en 1230 se produce la definitiva Reconquista pasando a pertenecer la Villa de Montánchez y su Tierra (a la que pertenecía Botija) a la Orden de Santiago, según un privilegio de donación de estas tierras concedido por el rey Alfonso IX, revalidado en 1231 y 1234 por Fernando III. En 1236 se concede privilegio de población y fuero a la Villa de Montánchez y su Tierra.

La Orden de Santiago estableció a partir del siglo XIII un señorío inmenso en Extremadura, territorios que dentro de la Orden recibieron el nombre de Provincia de León de la Orden de Santiago. No obstante, existía una jurisdicción eclesiástica que radicaba en Llerena y se denominaba la Diócesis de San Marcos de León. De esta manera Botija pertenecía a la Encomienda de Montánchez, Provincia de León y Diócesis del Priorato de San Marcos de León.

Botija perteneció a la Orden de Santiago y su Diócesis hasta que en el siglo pasado desaparecen las Órdenes Militares por mandato papal. Así de los catorce pueblos que componían la Encomienda de Montánchez, cinco, que son Salvatierra, Botija, Benquerencia, Torremocha y Zarza, pasan a pertenecer a la Diócesis de Coria-Cáceres y el resto a la de Badajoz, no obstante en 1958 los que pertenecían a Badajoz se integran en la de Coria-Cáceres, quedando la jurisdicción eclesiástica tal y como está actualmente.

A la caída del Antiguo Régimen la localidad de constituye en municipio constitucional en la región de Extremadura. Desde 1834 quedó integrado en Partido Judicial de Montánchez. En el censo de 1842 contaba con 83 hogares y 455 vecinos.

Leer +»
Bohonal de Ibor
octubre 222013

Bohonal de Ibor es un municipio español en la provincia de Cáceres, Comunidad Autónoma de Extremadura. Se sitúa entre el Río Tajo (norte) con buena parte de su término sumergido bajo el embalse de Valdecañas, el Río Gualija (este) y el Río Ibor (oeste). Era uno de los cinco pueblos que formaban Los Ibores tras la creación de las Comunidades Autónomas, pero en la actualidad pertenece a la comarca administrativa del Campo Arañuelo.

Historia

En Mayo de 1404 otorgaron escritura en la villa de Candeleda, de una parte D. Juan de Zúñiga Bazan y Avellaneda, Conde de Miranda , y otros títulos, y de la otra el Alcalde ordinario de la villa de Talavera la Vieja en nombre del Concejo Justicia y Regimiento de dicha villa y su tierra, en virtud del poder que al mismo lo tenían concedido; por la cual, y queriendo hacer bien a todos los que estaban avecindados en la villa de y a los que después se avecindasen, les dio en censo perpetuo la dehesa de la Retuerta, pagándole al año por cada yunta dos fanegas de trigo y dos de cebada, y 50.000 maravedís para que repartiesen sus tierras y las pudieran vender con dicho tributo: que posteriormente, los vecinos de Alija despoblaron esta villa y fundaron, la de Talavera la Vieja y pueblos de Bohonal y La Poveda en los mismos terrenos de la dehesa de la Retuerta.

Bohonal de Ibor formaba parte del Estado de Miranda, en la antigua provincia de Ávila, en Castilla La Vieja . 1785 Según las Relaciones de Floridablanca , era una Villa de Señorío Secular con Alcaldes Ordinarios y con el nombre de Boonal y que junto con Candeleda, Berrocalejo, Puebla de Naciádos, El Gordo, Talavera la Vieja, Valdeverdeja y El Torrico formaban el Estado de Miranda de la provincia de Ávila. A principios del siglo XIX pasó a formar parte del poderoso Concejo de Talavera de la Reina, para volver a Ávila hasta 1833. A la caída del Antiguo Régimen la localidad se constituye en municipio constitucional, pasando a formar parte de la recién creada provincia de Cáceres. Desde 1834 quedó integrado en Partido Judicial de Navalmoral de la Mata. En el censo de 1842 contaba con 100 hogares y 548 vecinos. Según las rentas del clero en 1822 del Arzobispado de Toledo en el Volumen 84 se dice que “El cura de Bohonal de Ibor, en el arciprestazgo de Talavera de la Reina, dice que el curato es bueno en caza, leña y buenas aguas. De lo demás tiene que surtirse de fuera, por no tenerlo en pueblo. No hay pobres de puerta en puerta.” En el año 1965 su término municipal se incrementó con la anexión de parte del término de Talavera la Vieja, que desapareció con motivo de la construcción del Embalse de Valdecañas.

lugares de interés

Iglesia de San Bartolomé

En honor de San Bartolomé nuestro Santo Patrón se celebra el Día 24 de Agosto, construida a finales del Sigo XV principios del XVI el edificio es de granito, tiene una sola nave, separada de la cabecera por un Arco de medio punto por lo que la bóveda tiene dos tramos: De cañón y lunetos el primero, y de paños el segundo. Los materiales divergen de unos sectores a otro, en una zona predomina la mampostería irregular, mientras que en otras sobresalen los sillares labrados de granito. Consta de dos puertas laterales sencillas y de medio punto una espadaña situada a los pies levantada sobre un podio y sobre la corona una bola de estilo herreriano con una cruz de hierro en su extremo, le proporciona cierta belleza y armonía. En el Siglo XX en los años 20 se erigió una torre en la zona de la cabecera para instalar en ella el Reloj en el año 1924 y una campana. Esta construcción difiere del resto edificado mayoritariamente en el siglo XVI. Tuvo un artesonado de madera en el pasado, que aún se conservaba en el 60, pero debido a su mal estado se sustituyó por otro techo también de madera. Actualmente se han colocado tres vidrieras en su ventanas con motivos alegóricos a los santos.

Puente de las Veredas

Probablemente construido sobre un puente anterior de la época romana, está construido sobre el Río Ibor, de piedra y marca el límite municipal entre Bohonal y Mesas de Ibor. La finalidad de este puente era el paso del ganado en la Época de la Mesta. La Puente está situada en plena cañada occidental leonesa. En otras épocas fue muy transitado por los “Carros de Varas” (de palo), burros y caballerías con sacos de pimientos, trigo, cebada, para moler en el molino de agua.

Ruinas Romanas de Augustobriga

Templo romano construido en el siglo II después de Cristo, asentado sobre una plaza fuerte en el Pueblo Prerromano de los Vettones. Pórtico de un edificio considerado Curia (20,43 x 11,55 m) construido en granito.

Se encuentra ubicado en la margen izquierda del río Tajo sirve de Atalaya a nuestro Pueblo dominando el Término Municipal. Fue trasladado piedra a piedra en 1963 desde Talavera la Vieja (Augustóbriga), de donde procede, hasta su emplazamiento actual junto a la carretera de Navalmoral de la Mata a Guadalupe. Su ubicación el la margen izquierda del Río Tajo y separa el Municipio de Peraleda de la Mata con Bohonal de Ibor.

Es conocido como los Mármoles puesto que el estuco que lo cubría imitaba al mármol, aún hoy se puede ver en las columnas los restos del estucado. Se cuentan diversas leyendas sobre estas ruinas, y es un distintivo para nuestro pueblo y para el desaparecido de Talavera la Vieja.

Sirve de reclamo turístico para las campañas del Gobierno de Extremadura.

Estanque de las Cañás (cañadas)

Situado en el paraje del Pibor.

Leer +»
Berzocana
octubre 222013

Berzocana es un municipio español, en la provincia de Cáceres, Comunidad Autónoma de Extremadura.
Se sitúa en las faldas de la Sierra de las Villuercas.

Historia

El rey Carlos I concedió a este pueblo el título de Real Villa de Berzocana el 30 de marzo de 1538, según consta en la Real Cédula conservada hoy en día en el Archivo Municipal.

A la caída del Antiguo Régimen la localidad se constituye en municipio constitucional en la región de Extremadura. Desde 1834 queda integrada en Partido Judicial de Logrosán. En el censo de 1842 contaba con 370 hogares y 2.027 vecinos.

Leer +»
Berrocalejo
octubre 222013

Berrocalejo es un municipio español, en la provincia de Cáceres, Comunidad Autónoma de Extremadura.

Historia

Desde su reconquista en el año 1085, Berrocalejo pasó a formar parte de la poderosa Comunidad de Villa y Tierra de Ávila, y de hecho perteneció a la provincia de Ávila hasta 1833. Tras la caída del Antiguo Régimen la localidad se constituye enmunicipio constitucional y es incluida en la región de Extremadura. Desde 1834 quedó integrado en Partido Judicial de Navalmoral de la Mata. En el censo de 1842 contaba con 130 hogares y 712 vecinos.

 

Leer +»
Benquerencia

Benquerencia

Benquerencia

octubre 222013

Benquerencia es un municipio español, en la provincia de Cáceres, Comunidad Autónoma de Extremadura. Se sitúa en la comarca de Montánchez, al sureste de la capital provincial, en un rincón al norte del lugar donde se cruzan las carreteras EX-206 y EX-381. Es uno de los municipios con menos población de la provincia.

Historia

A la caída del Antiguo Régimen la localidad se constituye en municipio constitucional en la región de Extremadura. Desde 1834 quedó integrado en el Partido Judicial de Montánchez. En el censo de 1842 contaba con 70 hogares y 283 vecinos.

Leer +»
Belvís de Monroy
octubre 222013

Belvís de Monroy es un municipio español, en la provincia de Cáceres, Comunidad Autónoma de Extremadura. Tiene dos núcleos de población: Belvís de Monroy y Casas de Belvís.

Cercano a la localidad de Navalmoral de la Mata, importante en cuanto al comercio de la zona, es un pueblo dotado de interesantes parajes naturales así como magníficos monumentos de importancia reconocida.

 

Historia

A la caída del Antiguo Régimen la localidad se constituye en municipio constitucional en la región de Extremadura. Desde 1834 quedó integrado en el Partido judicial de Navalmoral de la Mata. En el censo de 1842 contaba con 170 hogares y 931 habitantes.

Leer +»
Baños de Montemayor
octubre 222013

Baños de Montemayor es un municipio español, en la provincia de Cáceres, Comunidad Autónoma de Extremadura. Se sitúa al norte de la provincia, en el Valle del Ambroz, limitando con la provincia de Salamanca. Es conocido por sus baños termales de origen romano, situado en un entorno natural único.

 

Historia

Históricamente la localidad formó parte desde su reconquista de la Comunidad de Villa y Tierra de Béjar. A la caída del Antiguo Régimen la localidad se constituye en municipio constitucional en la región de Extremadura con el nombre de Baños. Desde 1834 quedó integrado en Partido judicial de Granadilla. En el censo de 1842 contaba con 210 hogares y 1150 habitantes. Baños no añadió “de Montemayor” en los censos hasta los años 1990.

Monumentos

A pesar de ser un núcleo relativamente pequeño cuenta con dos iglesias, puesto que el municipio perteneció al mismo tiempo a dos diócesis diferentes: la de Plasencia y la de Coria. La Vía de la Plata marcaba el límite de de estas dos divisiones eclesiásticas y Baños de Montemayor está atravesada de norte a sur por ésa vía. La correspondiente a Coria, de Santa María, es la actual parroquia y la correspondiente a Plasencia, de Santa Catalina, hoy es el auditorio cultural de Baños.

El edificio del Balneario fue construido en el siglo XIX sobre una fuente termal utilizada desde época romana, estando catalogado como Bien de Interés Cultural.

Leer +»
Barrado
octubre 212013

Barrado es un municipio español, en la provincia de Cáceres, Comunidad Autónoma de Extremadura. Es una localidad serrana que pertenece a la comarca del Valle del Jerte.

Historia

Prehistoria

El valle que forma la Garganta del Obispo estuvo poblado desde muy antiguo, puesto que en las cercanías dentro del terreno municipal se hallan diversos castros vettones donde áún se puede encontrar vestigios de su importancia, observándose a su alrededor diversas pilas, dinteles y tapaderas de tumbas, además de encontrarse 4 hornos de la época, dos de cerámica y dos de hierro, (aun se puede apreciar las mezclas del hierro por lo rojizo encontrado en diversas pilas). De la época vettona a unos 300 metros del castro también encontramos numerosas tumbas en piedras en el llamado Cerro de las Pilas,(llamado así por las numerosas pilas que aparecen el las piedras debido al uso que tenían en épocas vettonas para moler trigo, cebada etc..) Este paraje está cercano a Gargüera, solo tres de las tumbas pueden verse hoy debido a que las demás han sido tapadas por las malezas, una de singular peculiaridad es la tumba llamada de “los amantes” ya que son dos tumbas unidas en una gran piedra. No obstante hasta la fecha no se ha hallado ningún verraco dentro del término municipal.

Edad Antigua

También hay numerosos restos romanos, como tumbas y aras votivas. Del mismo modo se ha hallado en su territorio una pizarra que data de la época visigoda, la llamada Pizarra del Barrado en la que se nos habla de costumbres agrícolas, leyes, localidades y caminos aún existentes en la actualidad y que unían la población de Tejeda del Tiétar con el valle del Jerte.

Edad Media

Sabemos que en su forma actual Barrado surge como núcleo pastoril, probablemente aprovechando uno de esos asentamientos anteriores. Son cabreros de Piornal los que se establecen definitivamente para aprovechar los pastos que producen éstos pequeños valles. En documentos de la ciudad de Plasencia, Barrado aparece mencionado en el año 1464 como un barrio y sus moradores como vecinos de Piornal, pero en el año 1494 ya se habla de él como entidad independiente, contando en ese momento con 55 vecinos pecheros con lo que se puede cifrar aproximadamente la población en unas 250 personas en ese momento.

Por esas mismas fechas debió delimitarse el actual término municipal, desgajándolo de los de Gargüera y Piornal, puesto que los límites entre ambos municipios discurrían unos cientos de metros al sur del núcleo urbano.

Fue repoblado con gentes venidas de Asturias, dejando el bable una notable impronta aún hoy visible en la forma de hablar de los barraeños, con numerosos vocablos propios, que no aparecen en las localidades cercanas.

Barrado perteneció al Sexmo de Plasencia.

Edad Moderna

Adquiere el título de Villa de Señorío antes de 1730 y el 12 de febrero de 1753 aparece vinculada a Don Antonio Díaz de Vargas Coronel Tamayo y Rosa, vecino de Badajoz. Siendo la única población serrana del valle del Jerte que tiene esa distinción.

Edad Contemporánea

En el año 1795 aparece mencionado como Villa de Señorío Secular, es decir: que los habitantes eran súbditos del señor y propietario, a la vez.
Fue incendiado por los franceses durante la Guerra de la Independencia en el año 1809.

En 1823, el rey Fernando VII convertiría el Señorío de Barrado en Vizcondado, nombrando Vizconde de Barrado a don Calixto Payáns y Vargas.

A la caída del Antiguo Régimen la localidad se constituye en municipio constitucional en la región de Extremadura, entonces conocido como El Barrado. Desde 1834 quedó integrado en el Partido Judicial de Plasencia. En el censo de 1842 contaba con 100 hogares y 550 vecinos.

Desde la restauración de la democracia, y tras las primeras elecciones municipales libres, el Partido Socialista ganó todos los comicios celebrados, hasta las elecciones municipales de 2007 en las que hubo un empate técnico entre los dos partidos que se presentaron a las elecciones, obteniedo ambos igual número de votos, siendo este un hecho muy inusual. El empate se dirimió tras un sorteo (tal como marca la ley para estos casos) celebrado en Plasencia y que pese a una interpretación errónea de la ley dio la alcaldía al Partido Popular, siendo pues la primera vez que un alcade no socialista alcanzaba el bastón de mando en el municipio, después de la transición democrática.

Monumentos y lugares de interés

Iglesia de San Sebastián

El principal monumento de la población es la Iglesia parroquial católica bajo la advocación de San Sebastián , en la Archidiócesis de Mérida-Badajoz, Diócesis de Plasencia, Arciprestazgo de Jaraíz de la Vera.11 Se trata de un edificio de estilo románico, con dos puertas en la actualidad, puesto que una tercera se cegó durante los años 60 y en ella se ha instalado hoy en día la capilla bautismal. La puerta de la Epístola es la más ornamental, con arco de medio punto moldurado y pometeado, tal y como es habitual en los templos serranos construidos durante el siglo XVI. Cabe destacar la cúpula de media naranja, que data del siglo XVIII, así como el retablo mayor de estilo barroco y con un profusa decoración, tal y como corresponde a su estilo. Es de factura local, puesto que es obra de los entalladores barraeños: los hermanos de la Inzera Velasco, a quienes se deben otros numerosos retablos en las comarcas del valle del Jerte y de la Vera. La iglesia tiene un campanario de planta cuadrada, notable altitud y coronado por un capitel octogonal y piramidal.

Nuestra Señora del Viso

Posee también otro pequeño templo católico de interés: la ermita de Santa María. Siendo ésta ermita el lugar que acoge la imagen patronal de la localidad, la Virgen del Viso. Es una edificación dieciochesca, cuya arquitectura tiene un acceso en arco y nave dividida por tres arcos con estribos exteriores, bóveda de cañón y cúpula semiesférica en la capilla mayor. Se embellece el testero por un retablo barroco, datado en el siglo XVIII. Siendo, por tanto de ornamentación barroca, de ático curvo y cuerpo separado por dos columnas que escoltan la hornacina donde se venera la imagen de Nuestra Señora del Viso, siendo ésta una talla meritoria de la Virgen con el Niño, donde la tradición local hace llevar a las novias sus ramos. La ermita se encuentra en el paraje conocido como Santa María, a unos 1500 metros de la población y disfruta de hermosas vistas, tanto al valle que forma la garganta como a la parte baja del valle del Tiétar.

Luces de la Memoria

Durante el año 2007 el ayuntamiento instaló en la plaza del Llano, un monumento con el nombre de “Luces de la Memoria” en recuerdo de tres ciudadanos barraeños asesinados durante la guerra civil española. Este momumento consta de un monolito de pizarra negra con tres huecos en memoria tanto de los tres los fallecidos como de todas las personas represaliadas.

Ermita del Cristo del Humilladero

En el Alto del Humilladero se encuentra este pequeño templo, en el que se venera la imagen del Cristo de la Victoria. Se trata de un edificio de planta cuadrada y paredes de piedra vista, rematado con una cúpula de ladrillos.

Leer +»
Arroyomolinos de la Vera
octubre 132013

Arroyomolinos de la Vera es un municipio español de la provincia de Cáceres, Extremadura.

Historia

A la caída del Antiguo Régimen la localidad se constituye en municipio constitucional en la región de Extremadura, conocido entonces como Arroyomolinos de Vera. Desde 1834 quedó integrado en el Partido Judicial de Plasencia. En el censo de 1842 contaba con 100 hogares y 550 vecinos

Patrimonio

En Arroyomolinos de la Vera se encuentran los siguientes monumentos:

  • Plaza de España, es el centro del pueblo
  • Iglesia parroquial católica bajo la advocación de San Nicolás de Bari, en la Archidiócesis de Mérida-Badajoz, Diócesis de Plasencia, Arciprestazgo de Jaraíz de la Vera;
  • Torre de la Iglesia, separada de la misma y característica por esa razón.
  • Ermita del Cristo del Humilladero.
  • Ermita de San Sebastián.
  • Fuente del Llano, llamada el “Pilón” o el “Caño”. Su agua se utiliza por los vecinos para regar las flores, para limpiar las puertas, dar beber a los burros o refrescarse en verano. Su agua es potable.
  • Plazuela de la Atalaya.
Leer +»
Arroyomolinos
octubre 132013

Historia

Fue fundado en 1228 por el rey Alfonso IX de León, pero sus tierras han sido habitadas desde el neolítico. Ya en tiempos romanos se construyeron los molinos que le dan nombre a la localidad. Los árabes construyeron también este tipo de molinos.

El 28 de octubre de 1811, se produce el acontecimiento histórico más importante de Arroyomolinos. Durante la Guerra de la Independencia Española, en Arroyomolinos se produjo una de las más importantes victorias sobre el ejército francés.

La batalla que tuvo lugar fue conocida como la Batalla del Arroyo de los Molinos y también como la Sorpresa de Arroyomolinos. En ella, un ejército aliado anglo-hispano-portugués, bajo las órdenes del General Hill, derrotó a las tropas francesas del General Girard.

A la caída del Antiguo Régimen la localidad de constituye en municipio constitucional en la región de Extremadura que desde 1834 quedó integrado en Partido Judicial de Montánchez que en el censo de 1842 contaba con 600 hogares y 3287 vecinos.

Desde el censo de 1857 hasta el de 1981 se denominaba Arroyomolinos de Montánchez.

Monumentos y lugares de interés

Iglesia de Nuestra Señora de la Consolación

Es el monumento más importante de la villa. Los primeros cimientos se remonta a siglo XVI, aunque fue terminada en el siglo XVII. Organizada interiormente en una sola nave de cuatro tramos, techados mediante bóvedas de cañón con lunetos, una gran cabecera poligonal, rematada con una compleja bóveda de crucería.

En los laterales del templo se abren dos portadas, siendo la septentrional una notable obra en la que se funden elementos góticos y renacentistas.

Del interior destacan varias obras que se pueden fechar las más antigua en el siglo XV como es el rico sepulcro también plateresco, en la parte superior tiene un crucifijo y ángeles a los lados, todo ello en piedra; se ignora a quién pudo haber pertenecido, pues su descubrimiento es de fecha reciente.

Obra poco conocida pero no por ello menos importante es la tabla Virgen de la Leche, su nombre se debe al tema tratado, ya que se representa a la virgen madre amamantando a su hijo.

Ermita de San Sebastián

Joya renacentista de Arroyomolinos. Esta ermita es obra de uno de los principales maestros del renacimiento español. La obra olvidada de Roque Balduque.

En el lugar antiguamente conocido por el Arrabal, al final de la calle de Santo se alza la ermita dedicada a San Sebastián. Consta de una sola nave con tres cuerpos, camarín y sacristía. El altar mayor, en forma de concha, y entre otras imágenes destaca le de San Sebastián, documentada como obra del escultor del renacimiento sevillano Roque Balduque, escultor de origen flamenco (?-1561), hay que destacar que la producción de este sobre todo se refiere a la imágenes marianas, supone el punto de partida tanto iconográfica como estilísticamente para las creaciones de los escultores del posterior manierismo sevillano. La imagen muestra la elegancia y el empaque de las figuras renacentistas pero con cierta expresión melancólica, además posee los grafismos propios de la producción de este escultor sobre todo en la manera de tratar los ropajes.

El acceso a la ermita se hace a través de una puerta de estilo gótico, adornada con dovelas, con entrada por la calle del Santo y por otra puerta dintelada, que mira a poniente, un amplio patio, con arreates llenos de flores y rodeado de altas paredes, servía de escenario para la tradicional ofrenda al Santo. Está reforzada por el exterior de recios contrafuertes, que van adosados a los muros, dando resistencia al tiempo para seguir para seguir desafiando al paso del tiempo: en el tejado, sobre la parte que cubre el altar, se levanta una humilde espadaña donde hay una pequeña campana.

Leer +»
Arroyo de la Luz
octubre 122013

Arroyo de la Luz es un municipio español de la provincia de Cáceres, en la comunidad autónoma de Extremadura. Se sitúa en la comarca y Mancomunidad de Tajo-Salor y limita con el extenso término municipal de Cáceres. Sus dos ríos, el Casillas y el Pontones son afluentes del Salor.

Con casi 6300 habitantes, Arroyo de la Luz es el municipio más poblado de su comarca y el décimo de la provincia de Cáceres. La importancia de esta localidad se basa en su proximidad a la ciudad de Cáceres. Arroyo de La Luz es conocido por el Día de la Luz, fiesta de interés turístico regional en honor a la Virgen de la Luz.

Historia

Teniendo en cuenta las numerosas sepulturas excavadas en roca y las lápidas que se han encontrado en las cercanías de Arroyo de la Luz, se puede decir que el origen de este pueblo es lusitano (en este pueblo se encontraron varias de las mayores inscripciones indígenas en esta lengua y es conocido y mundialmente famoso debido a este hecho, que sus habitantes, a veces lo ignoran por motivos políticos, al asociar erróneamente lusitano con Portugal). Este pasado explicaría el calificativo que se utilizó para nombrar esta villa anteriormente, Del Puerco, relacionándolo con el culto a los dioses terminales: puercos o verracos de piedra, frecuentes en las provincia de Cáceres y provincia de Ávila.

Arroyo es un pueblo antiguo, de más de 2.000 años de existencia. Los primeros pobladores fueron los lusitanos y los celtas. Luego llegaron los romanos y finalmente fueron los árabes y los visigodos quienes dominaron estas tierras antes de laReconquista cristiana del siglo XIII. Una demostración de esto son los restos arqueológicos hallados en sus inmediaciones, concretamente en la Dehesa de la Luz, donde se han encontrado restos ibéricos, monedas, prensas olearias, broches o hebillas visigodas o sepulcros antropomorfos. Curiosamente podemos encontrar una necrópolis funeraria en la que aparecen varias tumbas superpuestas y en paralelo unas con otras. De esto se deduce que pudieron ser enterrados, unos al lado de los otros, los miembros de una misma familia. Estas sepulturas estarían cubiertas con unas lanchas de piedra.

Durante la Reconquista, las tropas cristianas de Alfonso IX de León conquistaron el pueblo frente a los moros, junto con Cáceres el 23 de abril de 1229. Permaneció como aldea unida a Cáceres y fue donada después al Condestable de Portugal y fue el Concejo cacereño el que reclamó al Rey la devolución de Arroyo a su dependencia.

El antiguo escudo de la villa, otorgado por el rey Enrique III el Doliente en 1402, reflejaba un jabalí junto al fresno a orilla del arroyo, y al fondo un guerrero a caballo con la lanza, que va a su alcance.

A la caída del Antiguo Régimen la localidad de constituye en municipio constitucional en la región de Extremadura, Partido Judicial de Cáceres, conocida entonces como Arroyo del Puerco,4 que en el censo de 1842 contaba con 1350 hogares y 7395 vecinos.

La población surgiría al amparo de la fortaleza medieval, y se llamaría en un primer momento Arroyo del Fresno, después Arroyo del Puerco, y desde diciembre de 1937, Arroyo de la Luz. Este último nombre está relacionado con la batalla entre moros y cristianos y la protección de la Virgen de la Luz a éstos últimos. Es uno de los pocos lugares donde todavía existen alfares, profesión que se ha ido perdiendo a través de los siglos. Aunque se ignora la fecha exacta del inicio de esta actividad, la existencia de esta artesanía alfarera puede verificarse en los siglos XV y XVI.

Cuando se construyó el ferrocaril en el siglo XIX, la estación para Arroyo de la Luz y Malpartida de Cáceres se construyó en un punto intermedio entre ambas localidades perteneciente al municipio de Cáceres. En torno a esta estación apareció el poblado de Estación Arroyo-Malpartida, que llegó a contar con más de 1000 habitantes y actualmente, tras el cierre de la estación, está casi despoblado.

Monumentos

Monumentos religiosos

  • Iglesia parroquial de Ntra. Sra. de la Asunción: famosa por su retablo de Luis de Morales, está situada en la Plaza de la Constitución, centro neurálgico del pueblo rodeada por un amplio atrio. Fue construida aproximadamente entre el último cuarto del siglo XV y el primero del siglo XVI. Está declarada Monumento Histórico Artístico Nacional con una posible construcción de sillería granítica. Alberga en su interior varias obras pictóricas y escultóricas. El arquitecto fue Miguel de Villarroel y el constructor Rodrigo Alonso. En su interior tiene 15 metros de luz y 25 metros de larga, el templo consta de una sola nave, amplia y espaciosa.
  • Retablo de Luis de Morales. Luis de Morales nace en Badajoz en 1515. Conocedor de Italia, tiene conexión con las escuelas andaluza y toledana. Su estilo es muy personal; funde su sentido flamenco del pormenor y el detalle con un gusto por el «esfumato leonardesco» (pintura de contornos bajos y difuminados). Va a utilizar un leve alargamiento en las figuras, la línea serpentinata, etc. Otra de sus características es la sensibilidad piadosa y ascética, crea figuras femeninas pálidas como la cera, con sus rostros ovales, párpados caídos, hermosas cabelleras con rizos sutiles y velos transparentes (ojos entornados, labios finos y manos afiladas). No hay sonrisas ni lágrimas en Morales, sólo serenidad y dolor seco. En él, el rostro de Jesús es doliente. El retablo está realizado en la época más fecunda. Lo componen 20 cuadros realizados en tablas y es la mayor colección del pintor conservada en el mismo lugar para el que lo creara, inició su trabajo de pintura en 1560 y lo concluye en 1563 inaugurándose el retablo el día 29 de mayo de este año. Durante estos tres años vive con su mujer y sus hijos en Arroyo, donde le pagan el alquiler de la casa y tiene su taller en la ermita de San Blas.
  • El rollo de la villa: Situado en la Carretera de Alcántara (anteriormente gran explanada en las afueras del pueblo), es construido como símbolo de la jurisdicción e independencia de la villa en 1503. En él aparecen esculpidos en relieve dos escudos. Uno de ellos es el escudo de armas del pueblo (roble o fresco con verraco), el otro es el de la Casa de los Herrera, originarios de la villa de Pedraza, formado por un campo de gules, dos calderos y alrededor de estos, doce calderos de menor tamaño. En siglos posteriores, sería conocido como «la cruz de la horca», puesto que posiblemente sirviera como picotadonde se expusieran a los reos a la vergüenza pública.
  • Castillo de los Herrera: es de origen almohade. Fue usado como fortaleza a lo largo de la Reconquista.
  • Convento de San Francisco: se sitúa a las afueras del pueblo. Pertenece a la orden de los franciscanos de San Pedro de Alcántara. El convento estaba integrado por sacerdotes, legos, coristas, donados y arrieros, realizando a su vez funciones de acogida y enfermería de transeúntes y pobres que pasaban por la villa.
  • Ermita de San Antonio Abad: en la actualidad Iglesia de San Antón. Arquitectura del gótico popular. Se trata de una construcción de carácter popular, utilizándose la mampostería en sus muros y la sillería en la unión de éstos.
  • Ermita de los Santos Mártires: actualmente la Iglesia parroquial de San Sebastián. De lo que fue la ermita queda poco en la actualidad. Su puerta gótica se trasladó al nuevo lugar de entrada.
  • Ermita de Ntra. Sra. de la Luz: está en la Dehesa de la Luz. Dentro de ella se encuentran diversas obras de arte, además de la talla de la Virgen de la Luz, patrona del pueblo. Destaca una imagen de San Pedro de Alcántara (cariñosamente conocida como San Pedrino), atribuida al taller de Pedro de Mena.

Monumentos civiles

  • Palacio de los condes de Benavente. Del enorme palacio que fue de los señores de la villa, quedan pocos restos visibles debido a las sucesivas modificaciones que ha sufrido. Su construcción data del s. XVI-XVII como vivienda del corregidor o representante del Conde-Duque de Benavente. De la obra original queda el escudo heráldico del Conde.
  • Ayuntamiento. Es a partir de los Reyes Católicos(ss. XV-XVI) cuando se empiezan a ubicar los edificios públicos y a construirse los privados. El ayuntamiento con su cárcel se situó ya en 1618 en el lugar que ocupa actualmente, pero su datación es anterior; en el siglo XVI, se emite un edicto por parte de la corona en el que se ordena la construcción de las casas consistoriales y de sus cárceles.
Leer +»
Alía
octubre 122013

Alía es un municipio español de la provincia de Cáceres, Extremadura, situado en extremo suroriental de la provincia, que comprende la villa del mismo nombre, las pedanías de La Calera, Pantano de Cijara y Puerto del Rey y caseríos de menor importancia.

Se encuentra dentro de la comarca de Las Villuercas y la localidad más cercana es Guadalupe. A los naturales de Alía se les llama jalianos o galianos.

Fue fundada en la Edad Media, en tiempos de al-Ándalus, y su nombre procede del árabe. En 1756 se le concedió a Alía el título de villa. Durante la Guerra Civil Española, Alía fue el único municipio de la provincia de Cáceres que permaneció en territorio de la República.

Historia

Origen

Alía es un pueblo de origen árabe con presencia de una notable arquitectura de estilo mudéjar. Fue conquistada por Alfonso IX.

Edad Moderna

El pueblo de Alía no fue pródigo en contribución a la conquista americana ya que solamente tres de sus vecinos contribuyeron al proceso. Entre ellos el que más se destaca es Diego Sánchez Paniagua, quien después de participar en la conquista del Nuevo Reino de Granada (la actual Colombia), marchaba a la conquista del territorio peruano y se enrolaba en la tropa del tristemente célebre Lope de Aguirre.

El rey Carlos III concedió a este pueblo el título de villa en 1756.

Edad Contemporánea

En tiempos de la revolución francesa la población de Alía era de 422 vecinos y con 50 que comprendía la pedanía de La Calera, en total comprendían 472 habitantes. En la villa había 4 alfareros, 12 tejedores de lienzos, 10 alafires, 7 zapateros, 1sastre y 12 molineros.

Alía perteneció hasta 1833 a la región de Castilla la Nueva, concretamente al partido de Talavera en la provincia de Toledo. Sin embargo, a la caída del Antiguo Régimen la localidad de constituye en municipio constitucional, entonces conocido comoAlía y Calera , y pasa a formar parte de manera arbitraria de la región de Extremadura quedando desde 1834 integrada en Partido judicial de Logrosán que en el censo de 1842 contaba con 570 hogares y 3122 vecinos.

Durante la edad contemporánea, Alía fue la única localidad de la provincia de Cáceres que permaneció durante la guerra civil en poder de La República. Al producirse el levantamiento militar en 1936, el pueblo siguió la suerte de la provincia, uniéndose al mismo; sin embargo, la aparición en la zona de la Columna Fantasma del capitán Uribarri, hizo que cambiara de manos.

Como consecuencia, un buen número de vecinos, a los que se consideraba simpatizantes de la causa nacional, personas de derechas y propietarios en general, fueron asesinados. En el mes de agosto de 1938 fue ocupado por las tropas nacionales en el curso de una operación secundaria llevada a cabo por el ejército del centro, que culminó en la conquista de la Bolsa de la Serena.

Terminada la guerra, la autoridad militar instruyó diligencias contra los que no lograron escapar del país, y un total de 27 vecinos del pueblo encartados en aquellos sucesos, fueron fusilados en las tapias del cementerio de Alía a las 10 horas el día 28 de agosto de 1942, bajo la orden de teniente coronel de la Guardia Civil, Manuel Gómez Cantos, máxima autoridad militar que encarnaba “el orden y la ley” en Extremadura.

Patrimonio

Arquitectura civil

La arquitectura urbana está formada principalmente por casas que suelen ser de planta baja y una planta de piso. A consecuencia de la climatología estas casas se han adaptado a ella construyendo un patio o “corral” interior para así poder soportar el calor veraniego, además todas las paredes están pintadas de blanco para evitar mucha atracción solar.

Otro ejemplar de la arquitectura civil que se halla en esta villa es el edificio nombrado el Silo. Este edificio se encuentra en perfecto estado de conservación y aunque en la actualidad el Silo no tiene ninguna función si la tuvo en tiempos pasados donde era destinado al almacenamiento del trigo y otros cereales.

Arquitectura religiosa

A partir del siglo XI coinciden en la península ibérica los reinos cristianos y el califato cordobés. Este contacto tiene como consecuencia que el arte empiece a combinar formas y estructuras cristianas con decoración musulmana: el resultado es elarte mudéjar. En su evolución se distinguen dos etapas: el románico y el gótico mudéjar.

Iglesia de Santa Catalina

Fue edificada en el siglo XV y es un excelente exponente del mudéjar extremeño, esta iglesia estuvo expuesta a la transición entre los dos periodos del arte mudéjar por lo se puede observar elementos constructivos y técnicas característicos tanto como del románico como del gótico mudéjar. Los elementos más abundantes y significativos de este arte ejemplificados perfectamente en esta iglesia son el uso exclusivo del ladrillo en los muros exteriores e interiores y la cubierta de madera a doble vertiente.

La iglesia de planta basilical tiene tres naves, la central que es la más alta, y las laterales más bajas, sustentadas por pilares de ladrillo, la iglesia se cierra con un ábside octogonal. Hallamos arcos ojivales hechos de ladrillos en la nave central y en las aberturas que separan esta de las naves laterales; los arcos descansan sobre los pilares hexagonales que hay dispuestos a lo largo de la nave. En las naves laterales utiliza al igual que en la central, arcos ojivales formando bóvedas de crucería. Cabe señalar que el arco que separa el ábside de la nave es de medio punto, esta diferencia como hemos nombrado anteriormente se debe a que la iglesia fue construida en la etapa de transición entre las dos variantes del arte mudéjar.

En el exterior hallamos la portalada de arco de medio punto, a banda y banda de la portalada observamos al igual, dos oberturas de medio punto. Esta iglesia cuenta con un campanario rectangular que se eleva al pie de la nave. El campanario cuenta con diferentes aberturas de medio punto donde están situadas las campanas. El exterior del ábside octogonal está decorado con ventanas de arco ojival ciegas con arcuaciones triples con arcos rebajados y ojivales en el interior.

Exteriormente podemos apreciar el triforio no continuo de arcos de medio punto diminutos que permite el paso de la luz exterior hacia el interior. Esta iglesia ha conservado unos de los elementos más característicos del arte mudéjar, es el recubrimiento del suelo con mosaicos, en la actualidad podemos apreciar el mosaico de piedras bicolores que está ubicado en la entrada de la iglesia. En resumen, podemos decir que la iglesia de Santa Catalina és un notable ejemplo del arte mudéjar caracterizado por dualismo resultado la combinación de elementos de dos etapas consecutivas.

Ermita Virgen de la Concepción

En la dehesa nos encontramos con una singular construcción en la que destaca su frontal compuesto de arco de medio punto flanqueado por dos alargadas ventanas. Un pequeño soportal guarece la entrada y tres ventanales rematan el conjunto dándole una vistosidad irrepetible. En la fiesta del 1 de mayo los alianos se dirigen a esta romería montados a caballo.

Ermita San Isidro

Junto a la piscina municipal hallamos la ermita de San Isidro, esta construcción es de planta rectangular, con un tejado de madera a doble vertiente, en ambos laterales del edificio observamos dos oberturas de arco ogival. La entrada de arco de medio punto esta guarecida por un pequeño portal.

Templete Virgen de la Concepción

Este templete dedicado a la Virgen de la Concepción está situado en la carretera de Extremadura dirección a Guadalupe a 3 km aprox. de la villa de Alía. Este templo se caracteriza por sus oberturas de arco de medio punto sustentadas por unas columnas. La Virgen esta representada en un mosaico de azulejos enmmarcada por una peana de piedras.

Espacios naturales protegidos

Las “Sierras de Villuercas e Ibores” es una Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), denominación de la Directiva Aves (79/409/CEE), a través de la cual se pretende la conservación de las poblaciones actuales en la comarca.

Leer +»
Almoharín
octubre 122013

Almoharín es un municipio español de la provincia de Cáceres, en Extremadura. Situado en la comarca de Montánchez en la carretera que une Cáceres con Don Benito, tiene casi 2000 habitantes, lo cual hace que sea el tercer municipio más poblado de la comarca.

El pueblo es conocido por su producción de higo. Su patrona es la Virgen de Sopetrán. Hasta 1598, cuando compró el título de villa, Almoharín perteneció al señorío de Montánchez.

Historia

Aunque no están claros, sí hay evidencias de ciertos pobladores asentados ya en las fechas del Bajo Imperio Romano, (restos de enterramientos) y es muy posible que alguna aldea o villorrio hubiese en la zona cerca de lo que probablemente fuese una plaza fuerte (zona conocida como el Castillo), durante la Alta Edad Media. Lo que sí está claro es que es durante la conquista musulmana, esa plaza fuerte se consolida y cuando los vestigios de una población creciente existen, puesto que el propio topónimo actual es de origen árabe, más concretamente de la época de las invasiones de los Almorávides (siglo XI), es cuando se asentó definitivamente el núcleo de población del que realmente data la localidad.

Almoharín fue ganado a los musulmanes por las Tropas del Rey Alfonso IX de León durante el primer tercio del Siglo XIII (ca. 1223-1230). Otorgando la encomienda de la población a la Orden de Santiago, posteriormente también formó parte del Señorío de Medellín y más tarde del de Montánchez.

En 1598 el pueblo, previo pago, “compra” el título de Villa, “independizándose” en cierta manera de pagar tributos al Señorío de Montánchez, sólo dependiendo desde entonces de las maltrechas cuentas del Rey, por entonces Felipe II, quien concede el beneficio. Acto del cual se levanta acta conservándose actualmente en un documento conocido popularmente como el libro del Becerro.

A la caída del Antiguo Régimen la localidad de constituye en municipio constitucional en la región de Extremadura que desde 1834 quedó integrado en Partido Judicial de Montánchez3 que en el censo de 1842 contaba con 400 hogares y 2191 vecinos.

Leer +»
Almaraz
octubre 112013

Almaraz es un municipio español de la provincia de Cáceres, Extremadura, situado al noreste de la provincia, en la comarca natural del Campo Arañuelo. El municipio se encuentra junto a la A-5, autovía que une Madrid con Badajoz, y el embalse de Almaraz, un embalse sobre el río Tajo. A mediados de siglo XX, esto hizo de Almaraz el lugar adecuado para instalar la Central nuclear de Almaraz, que aún sigue funcionando.

Almaraz fue en otro tiempo una villa con señorío y tuvo importancia en varios momentos de la historia. En la actualidad, este municipio es conocido, además de por la central nuclear, por el Castillo de Almaraz, la fortaleza de aquel señorío, de la cual se conserva la torre del homenaje.

 

Historia

Se han encontrado en su término municipal restos prehistóricos debido a su cercanía del Tajo.
Los romanos trazan por esta localidad una calzada romana entre Mérida y Zaragoza explotando una mina de plomo; edifican además un puente para cruzar el Tajo.

Los árabes le dieron su nombre («Almaraz» en árabe significa «Encuentro»), y fundaron en sus cercanías la fortaleza de Albalat; se piensa que en esta localidad extremeña se reunieron Tarik y Muza. En la edad media estuvo ligada al Alfoz de Talavera de la Reina y formó parte de las Tierras de Talavera.

En 1305 surge el señorío de los Almaraces, pero en la actualidad sólo se conserva una torre de la fortaleza que se construyó.

Durante la Guerra de Sucesión, pasó por esta villa el Rey Felipe V, camino de Portugal. La villa y el puente caen en poder de las tropas del pretendiente, archiduque Carlos de Austria.

Esta villa fue de gran importancia en la Guerra de la Independencia, puesto que fue lugar estratégico disputado entre españoles-ingleses y franceses.

A la caída del Antiguo Régimen la localidad se constituye en municipio constitucional en la región de Extremadura, desde 1834 quedó integrado en Partido Judicial de Navalmoral de la Mata. En el censo de 1842 contaba con 90 hogares y 493 vecinos.

Leer +»
Aliseda
octubre 112013

Aliseda es un municipio español, en la provincia de Cáceres, Comunidad Autónoma de Extremadura. Pertenece a la Comarca de Tajo-Salor y su término municipal está completamente rodeado por el de Cáceres.

Este municipio de casi 2000 habitantes destaca por ser un importante cruce de caminos entre Cáceres, Valencia de Alcántara y Alburquerque y se prevé que por aquí pase la Autovía A-58 que unirá Cáceres con la frontera de Portalegre. El municipio es famoso por el Tesoro de Aliseda.

 

Historia

Tesoro de Aliseda

En 1920 se encontró en él un tesoro tartésico de enorme relevancia histórica. El hallazgo de El Tesoro de Aliseda en 1920 desveló que el origen de la localidad pertenece a un período anterior a Cristo, ya que encontramos vestigios de la Edad del Bronce Final en la cima de la Sierra del Aljibe, que datan de la época del tesoro, cuyo lugar de aparición debió constituir una sepultura, semejante a otras del área andaluza, enclavada en un pequeño cerro hoy alterado por la ampliación del pueblo.

También se encontró un exvoto en bronce fundido representando una cabra, animal consagrado a la diosa indígena Ataecina. Está datado entre los siglos V y IV a. C.

El tesoro de Aliseda está constituido por numerosas piezas: objetos de oro, entre los que cabe destacar una diadema completa y parte de otra, brazaletes, un torque, un cinturón formado por diversas placas, dos arracadas o pendientes, piezas de collar, un cuenco, sellos giratorios, sortijas y anillos, además de otros elementos menores.

Entre las piezas de plata destacan: un braserillo y restos de recipientes; de bronce: un espejo; de piedra: un posible afilador, de vidrio: una vasija completa, y fragmentos cerámicos. La complejidad decorativa de los ejemplares de oro, las técnicas de filigrana y repujado, la existencia de detalles ornamentales figurados, convierten a este tesoro en el máximo exponente de la orfebrería oriental importada en el Mediterráneo occidental. La fecha de fabricación habría de fijarla hacia el 625 a. C. Se trata de uno de los conjuntos arqueológicos más representativos del período orientalizante peninsular y de la cultura tartésica, que actualmente se encuentra en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid.

Fundación y pertenencia a Cáceres

Tras la conquista de Cáceres, en 1229 varias aldeas, entre ellas Aliseda, constituyeron el Sexmo de Cáceres. Aliseda creció rápidamente gracias a la fertilidad de su suelo, así como gracias a su situación, ya que, tras saquear los portuguesesAlburquerque en 1386 y 1397, Aliseda era el único pueblo entre Cáceres y Portugal.

En 1426, el concejo de Cáceres recibió una merced que eximía a Aliseda de pagar tributos para su repoblación. Esos privilegios fueron confirmados por Juan II en 1429 y por los Reyes Católicos en 1486, así como los siguientes reyes hasta 1760.

Edad contemporánea

En 1809, fue sede temporal de la Real Audiencia de Extremadura debido a la Guerra de la Independencia.

Conjunto monumental

Los avatares históricos, y sobre todo su excepcional ubicación, han propiciado que en Aliseda, tanto la arquitectura como el urbanismo, tomara unos derroteros muy diferentes a los de los pueblos vecinos, no encontrándose edificios de relevancia, salvo la Casa Parroquial del siglo XVIII o la propia Iglesia de la Asunción. De esta manera, la arquitectura tradicional sólo emplea el adobe como material constructivo, siendo su tipología las casas de labranza perfectamente encaladas. También del s. XVIII data la fuente de la Plaza Mayor, en la que aún perdura la costumbre de acudir en busca de agua potable proveniente de la Sierra del Aljibe. Algunas calles de Aliseda, de empinado trazado, conservan fuentes típicas.

Entre sus monumentos artísticos destaca la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, construida en mampostería, con refuerzo de sillares en las esquinas y ladrillos en la parte superior de la torre y aleros. A su única nave se añade un crucero, cubierto, tanto en su zona central como en los laterales, mediante cúpulas sobre pechinas, rematándose el conjunto con ábside poligonal. Son sus dos portadas, los elementos decorativos más destacables. De estructura clásica, se remata la primera de ellas con un segundo cuerpo que contiene hornacina central coronada con un frontón curvo. Pese a algunas trazas renacentistas, podemos situar la construcción en el s. XVIII.

En plena Sierra de San Pedro, a las afueras de la localidad, se encuentra la ermita de Nuestra Señora del Campo, construcción popular de mampostería con recubrimiento de cal que alberga una pila bautismal del siglo XVI y una interesante y peculiar talla policromada de la virgen con el niño, de éstilo románico-gótica, bastante extraña de encontrar en una zona tan meridional. Del culto a la Virgen del Campo, patrona de la localidad, nacen las fiestas celebradas en primavera (Martes de Pascua) de las que resalta la tradicional romería.

Otro monumento destacable es la Casa Parroquial, construcción del siglo XVIII.

Leer +»
Aldehuela de Jerte
octubre 112013

Aldehuela de Jerte o Aldehuela del Jerte es un municipio español, en la provincia de Cáceres, Comunidad Autónoma de Extremadura. Se sitúa en la comarca de las Vegas del Alagón, entre Carcaboso y Galisteo.
Tiene un área de 11,76 km², con una población de 350 habitantes y una densidad de 29,76 hab/km².

 

Historia

Aldehuela de Jerte fue fundada en el siglo XIII como aldea del Señorío de Galisteo.

A la caída del Antiguo Régimen, junto con el resto de los pueblos del señorío, se constituye en municipio constitucional, entonces conocido como Aldehuela ó Aldehuela de Galisteo, en la región de Extremadura. Desde 1834 quedó integrado en el Partido Judicial de Plasencia.3 En el censo de 1842 contaba con 24 hogares y 130 vecinos

Iglesia Parroquial de San Blas

La Iglesia Parroquial de San Blas se encuentra en la Plaza Mayor y fue construida en los siglos XVII y XVIII.

La Iglesia es pequeña y está levantada con aparejo de mampuesto y refuerzo de cantería. En el interior tiene una sola nave con cubierta a dos aguas, y cabecera rectangular rematada en cúpula sobre pechinas. El campanario está adosado a la cúpula y se divide en dos cuerpos, hecho de sillería el inferior y de ladrillo el superior, todo encalado.

En el interior hay una talla de la Virgen de la Encina de los siglos XV-XVI y un crucifijo de madera del siglo XVII.

Leer +»
Aldeanueva del Camino
octubre 112013

Aldeanueva del Camino es un municipio español, en la provincia de Cáceres, Comunidad Autónoma de Extremadura. Se sitúa al norte de la provincia, en el valle del Ambroz, a mitad de camino entre Abadía y Hervás. La localidad más próxima es Gargantilla.

Tiene un área de 19,70 km² con una población de 795 habitantes y una densidad de población de 40,36 hab/km².

La actual localidad, de origen romano, se sitúa sobre la Vía de la Plata, y surgió por la unión de dos pueblos que había uno a cada lado de esa calzada romana: Casas de Aldeanueva en el Reino de Castilla y Aldeanueva del Camino en el Reino de León.

 

Historia

Fundación

La población de Aldeanueva del Camino comenzó siendo un campamento romano. Al situarse en plena Vía de la Plata, los romanos encontraron un lugar para establecerse y descansar mientras llevaban sus reses y cargamentos de pueblo en pueblo aprovechando la ruta.

Los romanos dejaron en la actual Aldeanueva del Camino múltiples vestigios de su estancia, como puentes, de los cuales varios se conservan. También se encuentran en la población lápidas, inscripciones e incluso estelas prerromanas.

Época árabe y Reconquista

Con la invasión musulmana de la Península Ibérica, Aldeanueva del Camino sufre numerosos ataques, quedando entonces la población destruida y despoblada.

Posteriormente, tras la Reconquista, Aldeanueva del Camino se divide en dos poblaciones separadas entre sí por la calzada romana, pasándose a llamar Casas de Aldeanueva la de Castilla y Aldeanueva del Camino la de León. La parte correspondiente a Castilla fue entregada al poderoso e influyente Ducado de Béjar y a la Diócesis de Plasencia. La parte que correspondía a León fue otorgada al Ducado de Alba de Tormes y a la Diócesis de Coria. Esta división eclesiástica marcará a Aldeanueva del Camino para siempre.

En el año 1438, la reina María de Aragón, esposa de Juan II de Castilla, entrega a la localidad la Carta Puebla, que en 1492 fue refrendada por los Reyes Católicos en Santa Fe y más tarde en 1518, por Doña Juana en Valladolid. Por otro lado el municipio sufre la gran expulsión de la comunidad judía aldeanovense según se demuestra en documentos hallados de la época y en varios actos de la Inquisición, hallados en el Real Monasterio de Santa María de Guadalupe.

Siglo XIX

La población fue creciendo poco a poco, hasta que en 1802 y con motivo de la invasión francesa de la Guerra de la Independencia Española Aldeanueva fue camino obligado de los ejércitos contendientes, siendo incendiada y saqueada el 8 de abrilde 1808 por las tropas francesas.

En 1835, Aldeanueva vuelve a ser sacrificada por una guerra civil. El pueblo es nuevamente incendiado y masacrado por las tropas carlistas, pero la Milicia Nacional de Aldeanueva, junto a la de los demás pueblos vecinos derrotaron a los carlistas en la ciudad de Béjar.

Aunque Aldeanueva es reconstruida en 1840 y los pueblos habían sido unificados por el Real Decreto en 1834 en un solo Ayuntamiento, la división eclesiástica de la población duraría ciento veinticinco años más, hasta 1959, en que las dos parroquias pasaron a depender de la Diócesis de Coria-Cáceres.

El apogeo de la población llegó de manos del ferrocarril en 1875, unido a su famoso mercado semanal de los miércoles que desde el siglo XVII era el mercado más importante de vacuno de Extremadura.

Siglo XX

Lo más destacado del siglo XX fue el enorme crecimiento de la población de Aldeanueva del Camino debido a la creación de la Industria del Pimiento que supuso una masiva emigración hacia Aldeanueva por parte de otros habitantes de pueblos de la zona.

Leer +»
Aldeanueva de la Vera
octubre 112013

Aldeanueva de la Vera es un municipio español, en la provincia de Cáceres, Comunidad Autónoma de Extremadura. Pertenece a la Comarca de la Vera, de la cual, con más de 2000 habitantes, es el cuarto municipio más poblado.
Se sitúa a la falda de la sierra; entre la de Tormantos y Jaranda o Peña Negra, y en una ladera a 300 pasos de la garganta Horcajo. El término municipal linda, entre otros municipios, con Garganta la Olla, Cuacos de Yuste, El Guijo de Santa Bárbara y Jarandilla de la Vera. Fundada en la Edad Media como aldea de Plasencia, en 1802 se le concedió el título de villa.

Historia

El municipio ha acogido poblaciones desde la época prerromana. No solo hay castros vetones, sino que además está localizada una villa romana, en el paraje de San Gil que se continuó con un poblado de épocavisigoda. En dicho paraje se han encontrado importantes restos funerarios de época romana. También se encuentra una necrópolis visigoda en la que había un sarcófago labrado en granito, que la desidia por parte de las autoridades municipales y la barbarie por parte de otros redujeron a pedazos no hace muchos años.

Aldeanueva es como otros pueblos de la zona, de fundación medieval, ignorándose el año exacto. La región fue reconquistada en algún momento de finales del siglo XII, por el rey de Castilla Alfonso VIII. Formaba parte de lo que se conocía como el Sexmo de la Vera, asociación de pueblos para la administración común de bienes, que fue asignado a la Ciudad de Plasencia. Compró su independencia jurídica en virtud de real cédula el28 de septiembre de 1802, expedida por Carlos IV (con la consiguiente elevación de la picota, primera que fue en madera y que se ha perdido). Dicho rey también les concedió la Dehesa de Mesillas formada por 1500hectáreas que pertenece al pueblo aunque se sitúa en el término municipal de Collado.

La población se debió constituir principalmente por los antiguos pobladores de la zona y repobladores del reino de Castilla. Es de destacar que hasta principios del siglo XX, muchos abulenses han pasado a establecerse en la localidad.

A la caída del Antiguo Régimen la localidad de constituye en municipio constitucional en la región de Extremadura y desde 1834 quedó integrado en Partido judicial de Jarandilla1 que en el censo de 1842 contaba con 440 hogares y 2410 vecinos.2

El núcleo según el Diccionario histórico-geográfico de Extremadura, de Pascual Madoz 1846, a mediados del siglo XIX, estaba poblado por 2410 en 1842 y 1946 en 1857.

No parece que fuera especialmente dañada durante la Guerra de independencia, aunque se rebeló contra las tropas de Napoleón. En las guerras carlistas fue acometida dos veces por los partidarios del pretendiente, en la primera no resultó dañada mientras que en la segunda derrotó y puso en fuga a las tropas carlistas, único pueblo de La Vera que lo hizo. Se dio el caso, que un vecino de la localidad mató al asistente del general carlista que dirigía las tropas, golpeándole la cabeza contra un pilón en Jerte.

Durante la guerra civil, la población cayó bajo el control del bando nacional. En la plaza de los toros se produjeron enfrentamientos armados entre ambos bandos, que concluyeron con varias muertes. Posteriormente se dieron enfrentamientos relacionados con la lucha del maquis.

En los años 1960 comenzó a perder población, no obstante, el proceso se frenó en los años 1980, gracias a la explotación del tabaco y a la producción de pimentón. En este sentido, es uno de los mayores productores de tabaco del país. Respecto a su pimentón, producido desde al menos hace dos siglos (ya se cita en Madoz, 1846), esta entre los de mayor calidad de la Vera, conservando toda la tradición artesana del secado a humo de encina y roble, y posee una fragancia y color que lo hace inconfundible.

Monumentos y lugares de interés

Iglesia y ermitas

  • Iglesia parroquial de San Pedro Apóstol, Iglesia parroquial católica bajo la advocación de San Pedro Apóstol, en la Archidiócesis de Mérida-Badajoz, Diócesis de Plasencia, Arciprestazgo de Jaraíz de la Vera, reconstruida en el siglo XV y siglo XVI, tiene un ábside semicircular del siglo XIV y un museo parroquial;
  • Ermita de San Miguel;
  • Ermita del Cristo de la Pasión;
  • Ermita del Cristo de la Salud;

Convento de Santa Catalina de Siena

Este convento es un convento de los PP. Dominicos, confesores de Felipe II, en ruinas, a 2 km hacia Jarandilla de la Vera.

El convento de Santa Catalina se encuentra, al igual que otros monasterios y conventos de la zona, derruido, efecto de las desamortizaciones del siglo XIX. Se fundó en 1445 por un grupo de diez caballeros y un sacerdote que se retiraron a hacer vida de oración, al lado de una ermita que se encontraba en dicho lugar. Alcanzó fama y terminaron tomando sus riendas los monjes dominicos. En dicho monasterio se albergó el Cardenal Bartolomé de Carranza cuando se trasladó en 1558 a los funerales de Carlos V. Fue centro cultural y nexo entre la zona y la Universidad de Salamanca (de la que se puede decir sin errar que durante casi tres siglos estuvo en las manos de los dominicos). Pedro de Godoy, como no, dominico, tuvo una especial relación con dicho convento.

Otros monumentos

  • Plaza de los toros, Lugar del municipio donde se realizan las corridas de toros, las fiestas taurinas suelen ser en el segundo cristo de Aldeanueva.;
  • Puente romano, en la garganta de San Gregorio;
  • Casa del obispo Godoy, obispo de Osma y Sigüenza;
  • Fuente de Boticario;
  • Fuente de San Miguel;
  • Fuente de los 8 caños;
  • Castro vetón, en el cerro Castillejos.
  • Finca de Maria Elena.
Leer +»
Aldeacentenera
octubre 102013

Aldeacentenera es una localidad española situada en la Comunidad Autónoma de Extremadura en la provincia de Cáceres, Partido Judicial de Trujillo y dentro de la comarca de Trujillo. Se llamó antes Aldea Nueva de Centenera y se halla a 80 km de la capital cacereña. El gentilicio de los hijos de esta localidad es “aldeanos” llamados pintorescamente “aldeanos pachochos”.

Historia

Fundación

Su origen es posiblemente visigodo. En el siglo XVI se ubicaba en un lugar llamado “Ejido de Centenera”, si bien su existencia como aldea con territorios propios se asienta definitivamente hacia la segunda mitad del siglo XIX.

Tuvo varias denominaciones desde “Ejido de Centenera”, “Aldea Nueva de Zentenera” y finalmente “Aldeacentenera”.

Aldeacentenera pertenecía a la comunidad de Trujillo y tenía su lugar en medio de sus dos ejidos que conservan el nombre de Centenera. Era arrabal de la ciudad de Pizarro.

El traslado del Ejido de Centenera se debe, probablemente a que los colonos del Marques de Risell, dueño de grandes propiedades, decidieron situar sus viviendas cercanas a la casa de este. Así, pasa a llamarse Aldeanueva de Zentenera y más tarde a su nombre actual. Existe una leyenda que dice que el traslado fue debido a una plaga de hormigas que causaba enfermedades a los niños.

Conquista americana

En el Ejido de Centenera nació Pedro Alonso de Centenera, quién acompañó a Pizarro en la conquista del Perú, tomó la ciudad de Cuzco de la que fue alcalde hasta su muerte en 1555. Aquí también nació el capitán Alonso Álvarez de Pineda en1494, explorador del golfo de México y fundador de la ciudad de Corpus Cristhi, en Texas.

Edad contemporánea

Como consecuencia de la Constitución de 1812, se erigió en Ayuntamiento independiente. Sus cargas gravitaban sobre los fondos de Trujillo.

 

A la caída del Antiguo Régimen la localidad se constituye en municipio constitucional en la región de Extremadura, desde 1834, entonces conocido como Aldea Centenera, quedó integrado en el Partido Judicial de Trujillo. En el censo de 1842 contaba con 300 hogares y 1643 vecinos.

Como consecuencia de la Constitución de 1812, se erigió en Ayuntamiento independiente. Sus cargas gravitaban sobre los fondos de Trujillo.
A la caída del Antiguo Régimen la localidad se constituye en municipio constitucional en la región de Extremadura, desde 1834, entonces conocido como Aldea Centenera, quedó integrado en el Partido Judicial de Trujillo. En el censo de 1842 contaba con 300 hogares y 1643 vecinos.

Leer +»
La Aldea del Obispo
octubre 102013

La Aldea del Obispo (anteriormente denominado Aldea de Trujillo) es un municipio español, en la provincia de Cáceres, Partido Judicial de Trujillo, Comunidad Autónoma de Extremadura.
Está comunicado con la carretera autonómica EX-208 que transcurre entre Plasencia (atravesando el Parque Nacional de Monfragüe), Trujillo y Zorita (con dirección a Guadalupe) por medio de la carretera local CC-88 (con tan solo 1,4 km); y con la Autovía del Suroeste (A-5) por una estrecha carretera vecinal que continúa hasta Torecillas de la Tiesa. También existe una carretera local que enlaza el municipio con la carretera CC-128 Trujillo-Monroy.

Historia

Edad Media

Fernando III el Santo, rey de Castilla, desde el Alcázar de Toledo a mediados de diciembre de 1231, intimaba a los maestres de Santigo, del Temple, de los Hospitalario y al Obispo de PlasenciaDomingo I de la orden de Alcantara, para que a primero de enero se encontransen próximos a Trujillo para su reconquista. El día 25 de enero de 1232 se consiguió la victoria. El rey manifestó su gratitud por la inestimable ayuda donando, por su eficaz participación al obispo Domingo (obispo de 1212 a 1232) entre otros regalos 10 yugadas de terreno en el egido de Trujillo, que el prelado no pudo llegar a disfrutar, porque murió el mismo año. El 11 de diciembre de 1257 se hizo cargo de la citada donación el sucesor de Domingo, el obispo Adán (obispo de 1234 a 1262), según la carta de donación firmada en Trujillo el 11 de diciembre de 1257, firmada por los alcaldes de trujillo Bernardo y Gil, siendo el juez Esteban Diego y el escribano del concejo Mathias.

En la carta de donación entre otras cosas dice que tienen su casa el Obispo y Bernardo las suyas. Y esta heredad es también de suso de la carrera de Plasencia. Se conserva en el pueblo una casona o casero (se cree sería la morada del Obispo), con un escudo en el que se ven los cuarteles de las casas de Pizarro, Torres, Hinojosa y Carvajal, perteneciente a los sucesivos moradores. En torno a esta mansión episcopal se fueron adhiriendo edificios, poco a poco los servidores del Obispo, los labradores y ganaderos formaron un núcleo urbano.

Edad Moderna

Fragmento del Interrogatorio de la Real Audiencia de Extremadura. Partido de Trujillo (Archivo Histórico Provincial de Cácares Legajo 372 exp. 3) dice “este arrabal de Trujillo lo componen 83 vecinos y 427 almas.”

Edad Contemporánea

Cáceres 14 de abril de 1829 D. Juan Martín Delgado. A partir de la Constitución española de 1812 se separó de Trujillo formando ayuntamiento propio y denominándose Aldea del Obispo, aunque siguió dependiendo de Trujillo hasta 1837.

Desde 1834 quedó integrado en el Partido Judicial de Trujillo. En el censo de 1842 contaba con 70 hogares y 383 vecinos.

En 1916 el gobierno del rey Alfonso XIII, presidido por Álvaro de Figueroa y Torres, conde de Romanones, aprueba un Real Decreto cambiando el nombre a 573 Ayuntamientos de España por tener idénticos nombres, en la provincia de Cáceresfueron 20 y entre ellos se encontraba Aldea del Obispo por coincidir con otro de igual nombre en la provincia de Salamanca, pasando a ser denominado Aldea de Trujillo. Dado en palacio a veintiséis de junio de mil novecientos dieciséis.

Después de 81 años 3 meses y 11 días (26/06/1916 al 7/10/1997), la corporación municipal presidida por el Alcalde Miguel Ángel Solís Vaquero decide por unanimidad cambiar el nombre del pueblo por el de origen “Aldea del Obispo”. La Dirección Gral. del Régimen Jurídico y Económico Territorial, deniega la inscripción en el registro, por ser idéntico el nombre al de otro municipo de la provincia de Salamanca. La corporación después de debatir el asunto decide añadir la palabra “LA”, por decreto 117/1997 DOE nº 120 de 14 de octubre de 1997, se autoriza el cambio de denominación del municipio de Aldea de Trujillo por el de “LA ALDEA DEL OBISPO”.

Hay en pueblo una calle dedicada a José-Luis Gómez Solís, guardia civil, ejecutado por la Organización Independentista Vasca ETA. Un ejemplar del Periódico HOY, luce en las vitrinas de una estantería en el Ayuntamiento con el homenaje que se le rindió.

Leer +»
Aldea del Cano
octubre 102013

Aldea del Cano es un municipio español, en la provincia de Cáceres, Comunidad Autónoma de Extremadura.

La localidad se encuentra en la carretera N-630, la que antiguamente era la Vía de la Plata de la que quedan algunos restos de ella, distando de Cáceres aproximadamente a unos 22 km.

Historia

En 1594 formaba parte de la Tierra de Cáceres en la Provincia de Trujillo.

A la caída del Antiguo Régimen la localidad de constituye en municipio constitucional en la región de Extremadura, Partido Judicial de Cáceres3 que en el censo de 1842 contaba con 220 hogares y 1205 vecinos.

Monumentos

  • Iglesia parroquial católica de San Martín;
  • Ermita de la Virgen de los Remedios;
  • Castillo de Mayoralgo;
  • Convento de Angelita Llorens;
  • Casa del cura;
  • Antiguo cuartel de la guardia civil;
  • Ayuntamiento;
  • Palacio de los Excmos. Marqueses “Martín Borrego”;
  • Vía de la Plata.
Leer +»
Alcántara
octubre 102013

Alcántara es un municipio español, en la provincia de Cáceres, Comunidad Autónoma de Extremadura. Está situado en la orilla izquierda del río Tajo, en su confluencia con el río Alagón, cerca de Portugal. En otro tiempo fue la capital de la comárca histórica de la Tierra de Alcántara, pero actualmente forma parte de la Comarca de Tajo-Salor.
Su nombre moderno proviene del término árabe Al Qantarat, que quiere decir “El Puente” debido al puente romano situado en sus inmediaciones, pues Roma fue su fundación (en época del emperador Trajano) y los visigodos la llamaron Oliba.3
El pueblo es conocido por la Orden de Alcántara, el Puente de Alcántara y el Bronce de Alcántara, así como por ser el lugar de nacimiento de Pedro de Alcántara.

 

Historia

Prehistoria

Aunque apenas hay restos arqueológicos, los primeros asentamientos debieron producirse en el Paleolítico. Sin embargo, es a partir de la transición Neolítico-Calcolítico cuando la población se hizo más estable. De esta época se conservan en el término municipal restos como un menhir y medio centenar de dólmenes con ricos ajuares. En Esparragosillo y Campos de Agua se han hallado grabados rupestres que probablemente sean del Bronce Medio y Final.

 

Época Romana

El “Bronce de Alcántara”, también llamada “Tabula Alcantarensis”, fue hallada el año 1983 en la zona del Castillejo de la Orden (dentro del término municipal), recoge la rendición del pueblo indígena de los seanocos ante los romanos. Se conserva en el Museo de Cáceres.

El hallazgo del Bronce de Alcántara confirma que la zona estaba habitada en el siglo II a.C. No obstante, el resto romano más destacado es el Puente de Alcántara, construido posteriormente.

Edad Media

La época visigoda ha sido poco investigada, pero es probable que el poblamiento de ese tiempo fuese una continuación del romano. Según algunos autores, habría habido un asentamiento llamado Ovila u Oliva en las inmediaciones del puente. De los restos materiales de la época destacan un capitel granítico y dos pilastras de mármol.

El nombre de la población proviene de la época de la invasión musulmana en la Edad Media, ya que “al-Qantarat” ( القنطرة) significa “El puente” en árabe. Este nombre se debe a la presencia en el municipio del puente que se construyó durante la época del imperio romano.

Con la invasión musulmana, el puente romano se convirtió en un paso estratégico a defender. El geógrafo árabe Ibn Hawqal citó por primera vez Alcántara en el siglo X reinando Abderramán III, por lo cual se supone que en esta época ya se había construido el primer recinto amurallado.

La villa fue reconquistada a los árabes por Alfonso IX de León, en 1213. Este monarca cedió su defensa a la Orden de Calatrava, pero la distancia con los dominios calatravos hizo que estos traspasaran sus territorios a la Orden de San Julián del Pereiro, que luego pasaría a ser la Orden de Alcántara al trasladarse a Alcántara en 1218. La ubicación de la orden en la localidad le dio mucha importancia, pero también la convirtió en un lugar de conflictos durante a la Edad Media. A finales desiglo XV se firmó en Alcántara un preacuerdo del Tratado de Alcáçovas.

Edad Moderna

Con los Reyes Católicos la Orden de Alcántara fue incorporada a la Corona, si bien los territorios vinculados a ella conservaron su carácter jurisdiccional. Los gastos militares de la Corona llevaron a que se enajenaran muchas encomiendas con sus respectivas rentas y jurisdicciones, pasando a manos de la alta nobleza. En Alcántara, la alta nobleza llevaba asentada desde el siglo XIII y dio lugar a algunas de las grandes familias de Cáceres. En la Edad Moderna se produjo la mayor época de esplendor arquitectónico de Alcántara, contratándose a los grandes arquitectos extremeños de la época como Pedro de Ibarra.

Según el presbítero emeritense Vicente Navarro de Castillo, 78 habitantes de Alcántara pasaron a la Conquista americana durante el siglo XVI, que se distribuyeron por las distintas naciones que hoy conforman el Continente americano. Entre los personajes más destacados figuran: el capitán Gonzalo Suárez Rendón, fundador de Tunja (Colombia), el capitán Antonio de Lebrija (conquistador), que intervino en varias acciones en Colombia, y era nieto del gran humanista Antonio de Nebrija, el capitán Alonso Bravo de Montemayor y el capitán Alonso de Cáceres.

En 1703, durante la Guerra de Sucesión Española, Felipe V declaró desde Alcántara la guerra a Portugal, volviendo a cobrar protagonismo la villa como enclave estratégico.

Edad Contemporánea

Antes de la Guerra de la Independencia Española, las tropas napoleónicas tomaron el control de Alcántara para invadir Portugal. Durante la guerra se saquearon los archivos del monasterio y se produjo un deterioro en el patrimonio.

A la caída del Antiguo Régimen la localidad de constituye en municipio constitucional en la región de Extremadura, Partido Judicial de Alcántara que en el censo de 1842 contaba con 780 hogares y 4272 vecinos. La desamortización provocó la definitiva ruina de gran parte del patrimonio del municipio.

A finales del siglo XX crece el término del municipio porque incorpora a Estorninos.

Monumentos

Puente de Alcántara

Sobre el río se encuentra un puente romano de seis arcos, de 194 m de longitud, 8 de ancho y 61 de altura máxima, construido en 104 en tiempos del emperador Trajano (en cuyo honor se erigió un arco de triunfo en la parte central del puente). Destruido por los franceses en la Guerra de la Independencia, en la actualidad está bellamente iluminado por la noche. En la orilla izquierda hay un pequeño templete romano.
Algunos cientos de metros aguas arriba del puente está el Embalse de José María de Oriol-Alcántara II, con una capacidad máxima de 3.160 Hm³ cuyo destino principal es la producción de energía eléctrica, el mayor de España por su longitud y el segundo por capacidad después del embalse de La Serena.

Puente de Segura

Se trata de un puente 5 arcos de 10,5 m de luz el central y 7,5 m cada uno de los otros cuatro. Fue construido en las mismas fechas que el Puente de Alcántara con aparejo de sillares de granito rosado para superar el río Eljas. Actualmente, sirve de paso entre España y Portugal.

Monumentos religiosos

  • Iglesia parroquial de Santa María de Almocóvar, en el centro del actual casco antiguo, en lo que fue el primer arrabal medieval. Es un edificio tardorrománico, construido sobre una antigua mezquita, que tras la conquista había sido dedicada al culto cristiano. Las obras empezaron en 1254, por iniciativa del Maestre García Fernández. En el exterior pueden verse tres interesantes portadas románicas, siendo la principal, al oeste, uno de los ejemplos más sobresalientes del románico extremeño. En el siglo XVI se construyeron algunas capillas, incluida la capilla mayor. El interior es de una sola nave, techo de crucería con abundantes nervaduras, y guarda importantes piezas artísticas: el sepulcro del comendador Antonio Bravo de Jerez, realizado por Lucas Mitata; cinco tablas de Luis de Morales; un cristo yacente, atribuido a Martínez Montañés; el sepulcro del Maestre Yáñez de la Barbuda; y la pila donde fue bautizado San Pedro de Alcántara.
  • En la Plaza de San Pedro, entre la fachada de la iglesia y la cabecera de la iglesia de San Pedro, se encuentra el moderno monumento dedicado a San Pedro de Alcántara. Erigido por suscripción popular, es una estatua en bronce de grandes dimensiones realizada en 1976 por el escultor conquense José Navarro Gabaldón, y fundida en Madrid por Godina Hermanos.

     

    Iglesia de San Pedro de Alcántara, del siglo XVII, se levanta en el lugar donde en otro tiempo estuvo la casa natal del santo.

  • Conventual de San Benito, el principal monumento religioso de la villa, fue la tercera y última casa matriz de los caballeros de la Orden Militar de Alcántara. El conjunto estaba formado por una hospedería, la iglesia, y el convento. Las obras empezaron a principios del siglo XVI, y fueron interrumpidas durante el reinado de Felipe II, quedando su iglesia, dedicada a la Inmaculada Concepción, por terminar. Incluye un hermoso claustro gótico y una fachada exterior renacentista, conocida como la Galería de Carlos V. Abandonado con la desamortización de Mendizábal en 1835, cayó en ruinas y tuvo que ser restaurado. Fue declarado Monumento Nacional en 1914; actualmente es la sede de la Fundación San Benito de Alcántara.

Otros monumentos religiosos de la villa son:

  • Iglesia de la Encarnación, también llamada la ‘Encarnación Antigua’, del siglo XV, aunque de esa época sólo se conservan la portada, el ventanal y las bóvedas de crucería. Fue construida dentro del antiguo alcazár, y era la parroquial de la villa amurallada.
  • Convento del Sancti Spíritu. Junto a la antigua parroquia de la Encarnación, fue el convento habitado por las Monjas Comendadoras de la Orden de Alcántara; está en ruinas.
  • Capilla de Nuestra Señora de los Remedios, del siglo XVIII, perteneció al convento de las franciscanas terciarias.
  • Capilla de la Soledad, en el barrio judío, se construyó en el siglo XIV y se reformó en el siglo XVIII. Se piensa que hasta 1492 se usó como sinagoga.
  • Capilla de San Antón, del siglo XIII. Formó parte de una antigua enfermería franciscana.
  • Capilla de la Piedad, parte del Hospital de la Piedad, construida en el siglo XVI; esta ahora integrada en la Biblioteca Municipal.
  • Ermita de Nuestra Señora de las Angustias, en el casco histórico. Es de propiedad privada.
  • Ermita de la Encarnación, a veces conocida como la ‘Encarnación Nueva’, queda junto a la Plaza de la Corredera; es de finales del siglo XVI, y fue muy remodelada en el siglo XVII.
  • Convento de San Bartolomé, construido en 1478 al noreste de la villa, fueras de las murallas. Entre 1493 y 1835 fue convento franciscano, y en 1496 se instaló ahí una fábrica harinera. Actualmente se está rehabilitando para usarlo como hospedería de turismo.
  • Ermita de Nuestra Señora de los Hitos, 3 km al sureste, más allá del cementerio. Existía ya en el siglo XIV. Tras destruirse en la Guerra de Sucesión Española, se reedificó en 1768.
  • Iglesia de Santiago, de los siglos XVI-XVII; cayó en ruinas en la Guerra de Sucesión Española, y ya no quedan vestigios.

En la antigua villa de Estorninos, hoy pedanía del municipio, se encuentran:

  • Iglesia de Santiago; depende de la parroquia de Santa María de Almocóvar, con la que comparte el mismo párroco.
  • Ermita del Humilladero.

Otros monumentos

Por todo el pueblo pueden verse casas señoriales y restos de los antiguos palacios construidos por la burguesía agraria, las casas de los Bernáldez, Villarroel, Reina y Domínguez así como algunos elementos de arquitectura popular, especialmente las chimeneas.

A la salida del pueblo, en dirección al Puente y al embalse, pueden verse las ruinas de un antiguo puente de piedra hoy destruido: sólo existen dos arcos.

Leer +»
Alcuéscar
octubre 102013

Alcuéscar es un municipio español, en la provincia de Cáceres. Se encuentra prácticamente en el centro de Extremadura en el límite con la provincia de Badajoz, formando parte de la comarca de Montánchez. Con cerca de 3000 habitantes, Alcuéscar es el municipio más poblado de esta comarca.

La localidad se encuentra situada entre las Sierras del Centinela y de la Lombriz, marcando el contacto de las Sierras de Montánchez y San Pedro, e indica el fin de la penillanura por el sur. Las cotas más elevadas alcanzan los 696 y 698 m. El municipio de Alcuéscar es famoso por la iglesia de Santa Lucía del Trampal, un templo visigodo que se construyó alrededor del siglo VII en su término y ha sido recientemente restaurado y adaptado para su visita con un centro de interpretación.

 

Historia

La fundación de Alcuéscar se produjo en el año 830 bajo dominación musulmana. Esta villa extremeña, enclavada casi en el extremo sur de la provincia de Cáceres, fue encomienda de la Orden de Santiago. A finales del siglo XV,3 la repoblaron árabes procedentes de un lugar de Andalucía al que denominaban “Güescar”, posiblemente la actual Huéscar, en el Reino de Granada.

Es admisible también que durante el siglo XVI, y a partir de la repoblación de los moriscos, se le conociera a la villa extremeña con el nombre de “Güescar” por el del topónimo árabe-andaluz. Posiblemente el prefijo “al”, debieron añadírselo posteriormente para diferenciarla del enclave andaluz de donde procedían los citados moriscos, resultando finalmente que al pueblo se le conocía con el arabesco nombre de “Algüéscar”, o “Alcuéscar” como se le denomina en la actualidad.

A la caída del Antiguo Régimen la localidad de constituye en municipio constitucional en la región de Extremadura que desde 1834 quedó integrado en Partido Judicial de Montánchez que en el censo de 1842 contaba con 650 hogares y 3560 vecinos.

Monumentos

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, templo parroquial católico perteneciente a la diócesis de Coria-Cáceres.
También destaca la Iglesia de Santa Lucía del Trampal, visigoda, y las ermitas de la Virgen de Fátima y San Isidro, así como una capilla en el Cruce de las Herrerías.6

Asimismo constituyen ejemplos de gran belleza arquitectónica las grandes casonas señoriales construidas por la poderosa burguesía agraria de Alcuéscar, conformada por las familias de grandes terratenientes, los denominados “ricos de Alcuéscar”, como las casas de las acaudaladas familias Cáceres, Valverde, Bonilla, grandes propietarios rústicos originarios de Torremocha, Bote, la familia Rosco o la familia Pavón.

Leer +»
Alcollarin
octubre 102013

Alcollarín es un municipio español, en la provincia de Cáceres, Comunidad Autónoma de Extremadura.
Se sitúa al sureste de la provincia de Cáceres, de cuya capital dista 82 km. Las localidades que están más cercanas son Zorita, a 5 km en dirección Guadalupe, Campo Lugar y Abertura si nos dirigimos en dirección hacia Miajadas, que está a 18 km.

 

Historia

Orígenes

Según la creencia popular, el origen del pueblo tendría dos orígenes distintos. Uno de ellos lo haría proceder de una “Venta del Collado”, que de una forma lingüísticamente imposible habría evolucionado hasta convertirse en “Alcollarín”. De dicha venta que habría estado en el cruce entre el río y el camino a Guadalupe habría surgido el pueblo al irse estableciendo gente a su alrededor.

Otra creencia lo haría nacer a a partir de gente que se habría establecido alrededor de una iglesia que mandó hacer Diego Pizarro, hermano del conquistador Francisco Pizarro, que se estableció allí y mandó hacer también un palacio.

Sin embargo, ninguna de estas leyendas tienen la más mínima credibilidad, por los siguientes motivos:

Existe documentación del 17 de abril de 1353, del Archivo de Trujillo, que reza lo siguiente: «con el exido de la Sarca e con el monte de Alcollaryn e por el portechue-lo de Cifuruela…», estando dicha Ciferuela cerca de la Sierra de Pedro Gómez, como se llama actualmente el monte donde nace el río Alcollarín de modo que este río toma el nombre del monte donde nace, cuyo nombre cambió más adelante. Y de dicho río proviene el nombre del pueblo que se asentó allí en la posición estratégica del cruce entre el río y el camino por el que la gente iba desde Mérida hasta Guadalupe.

Además, está la evolución imposible de “Collado” a Alcollarín. Una etimología más creíble sería considerar que “Al-” sería el artículo árabe, e “-in” la terminación plural que en árabe clásico corresponde al genitivo pero dialectalmente equivalía al nominativo. Collar podría ser una raíz mozárabe, no necesariamente árabe, tal vez “collado”. De modo que éste habría sido el “Monte de los Collados”, es decir, las colinas o las cañadas.

Edad Moderna

Por otro lado, también hay en Trujillo documentación del siglo XV o XVI que habla de cuando, existiendo ya el pueblo, llegó Diego Pizarro y estableció cerca del pueblo una iglesia que mucho después quedaría dentro de éste y un palacio que aún hoy día está distante del pueblo, y de cómo la gente del pueblo nunca quiso a esos nobles que había allí pues vivían mucho mejor que ellos. Mas aunque no hubiera esta documentación, no era creíble que unos nobles se establecieran en medio de la nada en un palacio e hicieran una iglesia para nadie y posteriormente se estableciera la gente alrededor de éstos.

Una sobreelaboración de la leyenda sitúa la Venta del Collado cerca de la Plaza de la Cañá, pues viendo la forma de las calles se ve cómo éstas han ido creciendo a partir de dicha plaza, y a este dato añadieron el de la Venta, que si bien puede que alguna hubiera, el nombre del pueblo no viene de ella.

En 1594 formaba parte de la Tierra de Trujillo en la Provincia de Trujillo.

Edad contemporánea

A la caída del Antiguo Régimen la localidad de constituye en municipio constitucional en la región de Extremadura que desde 1834 quedó integrado en Partido Judicial de Logrosán3 que en el censo de 1842 contaba con 80 hogares y 438 vecinos.

Leer +»
Albalá
octubre 102013

Albalat (en extremeño y oficialmente: Albalá) es un municipio español de la provincia de Cáceres, Extremadura que tiene 798 habitantes (INE 2009).
En las series históricas de censos del INE aparece como Albalat entre 1860 y 1920, como Albalá desde 1930 y como Albalá del Caudillo desde 1960.1 Desde el 14-12-2001, su nombre oficial volvió a ser el que se había adoptado en 1930: Albalá

 

Historia

Edad Media

En 1229 el rey castellano-leonés Alfonso XI conquista el castillo de Montánchez para cederlo al Gran Maestre de la Orden de Santiago. Después se aprueba la división de términos que dará origen a la construcción de las catorce aldeas extramuros del castillo que formarán los pueblos dependientes de la Encomienda de Montánchez de la que Albalá forma parte.

A partir de 1250 se delimitan los términos y a Albalá le corresponde una superficie de 38 km² situados en un llano despejado. Limita al norte con la localidad de Torremocha, al este con Valdefuentes, al sur con Montánchez y al oeste con Alcuéscar. La cota más alta se denomina «Cabeza Porquera» y alcanza los 537 msnm. Las primeras casas del pueblo fueron construidas con piedras de granito de la zona, con una planta sin chimenea en el tejado, alrededor de la ermita dedicada a los santos patronos Joaquín y Ana formando una plaza pública cuadrada. Las fachadas tenían un portal de entrada de arco de medio punto de estilo románico. El humo del fogón del interior salía por el techo, separando varias tejas. A finales del siglo XVIII, se comienzan a construir las casas con chimenea.

Edad Moderna

Desde la Reconquista, la comarca fue administrada por los maestres de la Orden de Santiago que tenían todas las competencias para organizar la actividad económica, política, laboral y religiosa de los ciudadanos. El Concejo municipal se reunía periódicamente en la ermita bajo la presidencia de los curas párrocos titulares para tomar sus acuerdos hasta la construcción de la Casa Consistorial en 1780.

En 1791 el Ayuntamiento informa al interrogatorio que envía el gobierno del conde de Floridablanca que resumidamente viene a decir lo siguiente:

Hay en este pueblo 970 habitantes distribuidos de la forma siguiente, 230 labradores, 94 jornaleros menestrales, 30 viudas, 11 pobres y 5 clérigos. También tiene una dehesa denominada «Deshilla» propiedad el marqués de Castel Moncayo, una Ermita, una Iglesia Parroquial, seis Cofradías con sus respectivos Alcaldes, Mayordomo, Diputados y Cofrades, el Cura Párroco titular se elige por oposición en propiedad, un Cirujano que hace las veces de Matrona, el correo viene a través de la Estafeta oficial de Montánchez donde se encuentra el Médico, las medicinas se surten de la Botica existente en el pueblo próximo de Alcuéscar, un Posito-Ayuntamiento con capacidad de almacenar 300 fanegas de grano de cereales y las enfermedades más comunes están registradas como fiebres de estío. Pero desde la tercera década del siglo diecinueve con motivo del reparto de los terrenos de Zafra y Quebrada, cuenta con dos dehesas boyales del común denominadas «La Carretona y Encinar», con una extensión de 1.420 fanegas de encinas, monte bajo, pastos y valles con tierra fértil de labranza.

Por decreto de la Iglesia Católica de 1797 los territorios de la Orden de Santiago se dividen en dos prioratos, el de Santiago de Uclés y San Marcos de León, que fueron elevados a la dignidad de obispados. Albalá pasará a depender del segundo, con sede en el partido de Llerena y más tarde se trasladará a la capital de Badajoz. Esta situación se prolongará hasta la publicación del nuevo decreto de la Iglesia de 25 de noviembre de 1958, por el que los catorce pueblos del Arciprestazgo deMontánchez, incluido Albalá, pasan a depender de la nueva diócesis de Coria-Cáceres.

Edad contemporánea

Albalá es el único municipio de la provincia de Cáceres que en 2010 presentó candidatura a albergar el Almacén temporal centralizado de España.

Al finalizar la primera década del Siglo XIX, bajo el reinado de Napoleón I, los habitantes de Albalá sufrieron la ocupación del ejército francés desde el día 16 de mayo de 1809 hasta el 10 de julio de 1812 que fueron liberados por el combinado de tropas aliadas anglo-españolas y portuguesas leales al rey Fernando VII en el exilio. Dos días más tarde, en la iglesia parroquial, el Ayuntamiento en pleno, curas, párrocos y vecinos varones mayor de edad, juran la primera constitución española aprobada el día 19 de marzo por las Cortes de Cádiz, dando comienzo la nueva etapa constitucional española en esta localidad.

A la caída del Antiguo Régimen la localidad de constituye en municipio constitucional en la región de Extremadura que desde 1834 quedó integrado en Partido Judicial de Montánchez que en el censo de 1842 contaba con 450 hogares y 2465 vecinos.

Bajo el reinado de Isabel II, en 1839, aumenta la población, y el número de casas alcanza la cifra de 438. La riqueza agrícola y la ganadería también mejoran con mayor producción de trigo, centeno ygarbanzos, vino y aceite de oliva. Se recogen bellotas de encina y alcornoque para el engorde del ganado. La industria también mejora con 16 tenerías de curtir pieles. Varios talleres de paño pardo del país, cardado por hombres e hilado en tornos por mujeres y niñas, 6

tahonas de pan y un molino de aceite con capacidad de una producción anual por cosecha de 1.444,366 reales de vellón.

A mediados de siglo con motivo de la desamortización de los bienes de la Iglesia y cofradías mediante subasta pública a favor de la hacienda del Estado, se abre paso una nueva clase social de sin títulos de la antigua realeza denominados terratenientes y propietarios que van adquiriendo cada día más tierras y casas, pasando a controlar la política local el estar en sus manos la mayor parte de la agricultura, ganadería y la industria, perdiendo el clero la influencia que tuvo hasta finales del antiguo régimen.

Monumentos

Iglesia parroquial católica bajo la advocación de Santa María Magdalena, perteneciente a la diócesis de Coria y fundada según Madoz en 1420. También hay una ermita dedicada a San Joaquín y Santa Ana.5 Otros monumentos destacables de Albalá son el rollo y el calvario, así como varios escudos y blasones distribuidos por la localidad.

Leer +»
Ahigal

Ahigal

Ahigal - Cáceres

octubre 102013

Ahigal es un municipio español, en la provincia de Cáceres, Comunidad Autónoma de Extremadura. Pertenece a la comarca de Trasierra – Tierras de Granadilla y está situado entre las localidades de Santibáñez el Bajo y Guijo de Granadilla. Con más de 1400 habitantes, es el segundo municipio más poblado de la comarca.

Leer +»
Aceituna
octubre 102013

Aceituna es un municipio español, en la provincia de Cáceres, Comunidad Autónoma de Extremadura. Se sitúa al Norte de la provincia, en la comarca de las Vegas del Alagón, siendo lugar de paso obligado entre Montehermoso y las principales localidades de la comarca de Trasierra – Tierras de Granadilla.

 

Historia

Aceituna fue fundada en el siglo XIII como aldea del Señorío de Galisteo.

Aceituna se emancipó como municipio en 1837, junto con el resto de los pueblos del señorío.

A la caída del Antiguo Régimen la localidad de constituye en municipio constitucional en la región de Extremadura, Partido Judicial de Granadilla, entonces conocido como Aceytuna que en el censo de 1842 contaba con 110 hogares y 603 vecinos.

Patrimonio

Arquitectura religiosa
  • La Iglesia Parroquial de Santa Marina es una iglesia en la que destacan un ábside semicilíndrico de sillería y un campanario independiente del templo.
  • La Ermita del Cristo, del siglo XVI
  • Antiguamente contaba con al menos dos ermitas más, la de los Mártires que se situaría donde se encuentra actualmente la estatua del tamborilero (antiguamente cementerio), y otra pasando la pasarela de San Pedro, en la dehesa boyal, donde se ubicaba la ermita de San Pedro. También existe otra ermita de reciente construcción en el paraje de Maruguero de la dehesa que cada mes de Mayo venera a la Divina Pastora.
Arquitectura civil
  • Estatua dedicada a los tamborileros existentes en el municipio y por extensión a toda Extremadura, según reza en la misma.
Leer +»
Acehúche
octubre 102013

Acehúche (en extremeño L’Aceúchi o El Aceúchi) es un municipio español, en la provincia de Cáceres, Comunidad Autónoma de Extremadura. Históricamente perteneciente a la desaparecida Tierra de Alcántara, su ayuntamiento está integrado en la Asociación para el Desarrollo del Valle del Alagón (ADESVAL). Se encuentra en la orilla norte del Río Tajo. Fue arrabal de la villa de Alcántara hasta su escisión en 1572. Hasta 1873, la denominación oficial de la villa fue El Aceúche.

 

Historia

En 1594 formaba parte de la Tierra de Alcántara en la Provincia de Trujillo.

A la caída del Antiguo Régimen la localidad de constituye en municipio constitucional en la región de Extremadura, Partido Judicial de Garrovillas que en el censo de 1842 contaba con 240 hogares y 1315 vecinos.

Monumentos

En Acehúche se encuentran los siguientes monumentos religiosos:

  • Iglesia de San Juan Bautista, en el centro del pueblo, del siglo XVII. Es la iglesia parroquial del pueblo.
  • Ermita de Santa María, al Sureste del pueblo, del siglo XVII.
  • Ermita del Cristo de la Cañada, al Este del pueblo, del siglo XVII.
  • Ermita de San Juan Bautista, al Suroeste del pueblo.
  • Ermita de Nuestra Señora de Fátima, en la finca El Valsano. Allí se celebra la romería.
Leer +»
Acebo
octubre 102013

Acebo (en extremeño L’Acebu) es un municipio español de la provincia de Cáceres, Extremadura. Se localiza al noroeste de la provincia, en la Sierra de Gata.

Historia

Según el Presbítero Vicente Navarro del Castillo, cinco vecinos de Acebo participaron en la Conquista americana; entre ellos el más destacable fue Andrés Hernández que, entre otras acciones castrenses, participó en 1567 en la refundación de Caracas (Venezuela).

A la caída del Antiguo Régimen la localidad se constituye en municipio constitucional en la región de Extremadura, Partido Judicial de Gata que en el censo de 1842 contaba con 430 hogares y 2355 vecinos.

En aquella misma época, la producción del pueblo consiste principalmente en el aceite famoso de la sierra de Gata, que se exporta a Castilla, y algunos años a Portugal, por arrieros en su mayor parte de ambos puntos; el vino así como las castañas bastan para el consumo del pueblo; y del vino blanco se lleva alguna porción a Salamanca y otras poblaciones. Es nula la cosecha de granos. Hay ganado cabrío, lanar, asnal, vacuno, caballar y mular, y no faltan perdices, conejos, liebres, ciervos, jabalíes, lobos y zorros.

Patrimonio

Entre sus sitios de interés destaca la Iglesia de Nta. Sra. de los Ángeles, del siglo XVI que se comenzó a construir en el siglo XV, la Ermita del Cristo y La sinagoga judía.Otros de los lugares que podemos visitar es el barrio judío, situado detrás de la Iglesia y que en una de sus casas podemos encontrar cabezas celtas.

Posee 2 piscinas naturales en perfecto estado de conservación, Jevero y Carreciá. A unos 1.5 km del pueblo

Cultura

Heráldica

El escudo de Acebo fue aprobado por la Consejería de Desarrollo Rural de la Junta de Extremadura mediante la “Orden de 15 de noviembre de 2004, por la que se aprueba el Escudo Heráldico, para el Ayuntamiento de Acebo”, la cual fue publicada en el Diario Oficial de Extremadura el 4 de diciembre de 2004, tras haber sido aprobado por el pleno el 21 de julio de 1995 y recibir informe favorable del Consejo Asesor de Honores y Distinciones de la Junta de Extremadura el 9 de noviembre de 2004. El escudo, según esta Orden, se define así:
Escudo partido. Primero, de oro, árbol acebo de sinople. Segundo, de sinople, cuatro bolillos de plata colocados en palo. Entado en punta, ondas de plata y azur. Al timbre, corona real de España
Leer +»
Abertura
octubre 102013

Abertura es un municipio español, en la provincia de Cáceres, Comunidad Autónoma de Extremadura.

Monumentos

  • Iglesia Parroquial de San Juan Bautista (Siglo XV)
  • Ermita de Santa Ana

Patrimonio

Iglesia parroquial católica de San Juan Bautista, en la Archidiócesis de Mérida-Badajoz, Diócesis de Plasencia, Arciprestazgo de Miajadas

 

 

Leer +»
Abadía
octubre 102013

Abadía es un municipio español, en la provincia de Cáceres, Comunidad Autónoma de Extremadura.

El municipio está enclavado en el valle del Ambroz, cercano a la Vía de la Plata y a la Cañada Real Soriana Occidental.

El pueblo de Abadía es el único pueblo del municipio, pero también, dentro del término municipal, está el caserío de Pedrarías

 

Historia

El origen del pueblo es incierto. Los restos arqueológicos más antiguos pertenecen a una villa romana relacionada con Cáparra, aunque hay noticias de que los vetones poblaron estas tierras. Posteriormente, los musulmanes construyeron una fortaleza que se fue modificando con el paso del tiempo. Después, las tierras y las edificaciones fueron donadas quizás a la Orden del Temple.

En el siglo XII pasó a ser una abadía cisterciense. La primera referencia escrita de la abadía, llamada también Sotofermoso, es de una bula promulgada por Alejandro III en Benavente el 7 de agosto de 1168.

En 1260 Alfonso X el Sabio instituyó en la abadía un señorío independiente de Granadilla. En aquella época se construyó el pueblo actual. En 1444, con la llegada de Fernán Álvarez de Toledo, conde de Alba, la abadía cisterciense se amplió pasando a ser el actual Palacio de Sotofermoso. Posteriormente pasarían por el palacio personas ilustres como Lope de Vega y Garcilaso de la Vega.

A la caída del Antiguo Régimen la localidad de constituye en municipio constitucional en la región de Extremadura, Partido Judicial de Granadilla. En el censo de 1842 contaba con 50 hogares y 274 vecinos.

Lugares de interés

En Abadía se encuentran los siguientes lugares de interés:

Palacio de Sotofermoso

Artículo principal: Palacio de Sotofermoso.

El palacio de Soto Fermoso fue construido originalmente como fortaleza templaria, pasando a ser sobre el siglo XII o XIII la abadía cisterciense que le dio nombre al pueblo y, por último, palacio de la Casa de Alba. Perteneció a la casa Ducal de Alba desde mediados del siglo XV hasta comienzos del XX.

Monumentos religiosos

  • Convento de la Bien Parada: data del siglo XVII. Es un conjunto monacal franciscano, actualmente en ruinas, y que en el pasado fue facultad de Teología y Música. Es de estilo barroco de los Austrias y de sillería.
  • Iglesia de Santo Domingo, es una iglesia de los siglos XV al XVII. Sus grandes muros son robustos y de piedra maciza. Su porche tiene techumbre de madera y se apoya sobre columnas de granito octogonales. En su interior se encuentra el Cristo de la Bien Parada, procedente del ruinoso Convento de la Bien Parada, y el fresco en el muro de una imagen tallada de la Dolorosa de estilo barroco. Su campanario está construido con grandes moles de granito.

Otros monumentos

  • Puente medieval sobre el río Ambroz, fue un importante lugar de paso para la trashumancia. Es de un solo vano y en él destaca su único arco de sillería granítica.
  • Casa consistorial, del siglo XIX, es un edificio de dos plantas y torreón.
  • Piscina natural, en el río Ambroz, tiene zona de baño y merenderos.
Leer +»
Cáceres

Cáceres

Cáceres

octubre 102013

 

Cáceres

(Caçris en extremeño) es una ciudad del oeste de España, capital de la provincia homónima. Se encuentra situada en la zona central de la antigua provincia romana de la Lusitania, en la comunidad autónoma de Extremadura. Con 95 668 habitantes (INE 2012), es la ciudad más grande y poblada de la provincia, acumulando el 22,69% de la población total de la misma. Es además el municipio más extenso de España con una superficie de 1 750,33 km².

La Ciudad Vieja de Cáceres

Fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1986, ya que es uno de los conjuntos urbanos de la Edad Media y del Renacimiento más completos del mundo. La Concatedral de Santa María, el Palacio de las Veletas (Museo provincial de Cáceres), los palacios de los Golfines (de Arriba y Abajo), la Casa del Sol, la Torre de Bujaco o el Arco de la Estrella son algunos de sus monumentos más bellos y admirables. Asimismo, destaca por ser la sede de uno de los cuatro campus con que cuenta la Universidad de Extremadura y por su dinámica vida cultural en el conjunto de la comunidad autónoma.

 

800px-Caceres_Puerta_de_la_Estrella

Parte antigua

La «Ciudad Monumental de Cáceres» fue declarada por el Consejo de Europa como el Tercer Conjunto Monumental de Europa en 1968 (después de Praga y Tallin) y Patrimonio de la Humanidad por laUnesco en 1986. Cáceres cuenta también con otros galardones: Pomme d´Or al “Mérito turístico”, concedido por la Federación Internacional de Periodistas y Escritores de Turismo en 1996Les Etoiles d´Or du Jumelage, otorgado por la Comisión Europea en 1999; el premio Archival que le concedió la Asociación para la Recuperación de Centros Históricos en el año 2004 y el premioCiudadanos 2008 que otorga la Asociación de Entidades de Radio y Televisión Digital, con la colaboración del Consejo Audiovisual Ciudadano por el apoyo que la ciudadanía prestó a la candidatura a laCapital Europea de la Cultura de 2016. Cáceres es también miembro de las Redes Caminos de Sefarad, de la Vía de la Plata, siendo elegida por la Comunidad Autónoma como Capital Cultural deExtremadura Enclave 92, y junto al esfuerzo solidario de las administraciones, empresas privadas, entidades oficiales y ciudadanos particulares, aspiró entre 2003 y 2010 a ser Capital Europea de la Cultura en el año 2016.

Los principales monumentos religiosos del casco histórico son:

En el casco histórico se encuentran los siguientes palacios y casas nobles:

Entre las puertas y los arcos de entrada al casco histórico se encuentran:

En Cáceres, por orden de Isabel La Católica, fueron desmochadas todas la torres existentes en la ciudad menos la de los Cáceres-Ovando, también denominada Torre de las Cigüeñas, para reprimir la desobediencia de sus dueños (que apoyaron a Juana de Trastámara, apodada Juana la Beltraneja). Las principales torres defensivas son:

  • Torre de Bujaco;
  • Torre de los Púlpitos;
  • Torre Adosada, en el lienzo este de la muralla, sobre la calle San Roque;
  • Torre del Aire, en la parte noreste del lienzo de la muralla, entre las calles Obras Pías y Hornillo;
  • Torre Albarrana, en la calle Hernando Pizarro;
  • Torre del Aver, de la Ved o del Postigo, en la calle Postigo, del siglo XII;
  • Torre de Carvajal, en el palacio del mismo nombre, es de planta redonda y desmochada. Fue edificada en el siglo XII y reformada en el siglo XVI y se encuentra situada en la calle Amargura;
  • Torre de las Cigüeñas, entre la plaza de las Veletas y la calle Cuesta de la Compañía, junto al palacio del mismo nombre. Es del siglo XV;
  • Torre Cotaja o de los Aljibes, situada al final del lienzo de la muralla en su parte este;
  • Torre del Horno, del siglo XII. Se sitúa en el centro del lienzo oeste de la muralla y puede observarse desde la plaza de las Piñuelas;
  • Torre de los Espaderos, situada al final de la calle Tiendas, en la plaza del Socorro. Es de los siglos XIV-XV;
  • Torre de Mérida este, situada a mitad el paño sur de la muralla, en medio de la calle Torremochada;
  • Torre de Mérida oeste, situada a mitad del paño sur de la muralla, al principio de la calle Torremochada, dando protección a la ya desaparecida puerta de Mérida;
  • Torre Mochada, al final de la calle del mismo nombre, es del siglo XIII;
  • Torre Ochavada, en la esquina noreste del paño de la muralla, al final de la calle Obras Pías. Es del siglo XII;
  • Torre de los Pozos, en la parte sureste del lienzo de la muralla. De 30 metros de altura sobre la base en la que asienta la carretera de la ronda, tiene una altura de 6 metros sobre la barbacana defensiva, y unas dimensiones de 5,6 por 7,2 metros. Aún se puede apreciar en su cara norte detalles ornamentales en forma de cintas y con estrellas e inscripciones cúficas en su cara oriental. A sus pies se descubrió no hace mucho una cisterna de la época medieval;
  • Torre Redonda o de la Mora, mal llamada así ya que su planta es de forma octogonal. Se sitúa en el ángulo suroeste del lienzo de la muralla, entre la calle Puerta de Mérida y la avenida Padre Rosalio;
  • Torre del Rey, al norte del paño de la muralla, en la Plaza del Socorro;
  • Torre de Sande, en la Casa de los Saavedra, intramuros y frente a la Iglesia de San Mateo;
  • Torre de Santa Ana o del postigo de Santa Ana, en el paño oeste de la antigua muralla, se encuentra muy salida de la misma, y se une a aquella por una gruesa pared que perfora un pasadizo. La mejor posición para observar esta torre es desde la Plaza de Publio Hurtado;
  • Torre de la Yerba, del siglo XII, situada a mitad del paño noroeste del lienzo de la muralla. Se puede ver desde la Plaza Mayor.

Otros lugares

Otros lugares del casco histórico son:

Organización del Casco Antiguo

El Casco Antiguo de Cáceres se encuentra delimitado en 2 grandes zonas por la muralla: intramuros (dentro de la muralla) y extramuros (fuera de la muralla). El recinto intramuros es lo que suele ser conocido como “Ciudad Monumental” o “Parte Antigua” y es lo más conocido, mientras que la zona extramuros es más desconocida. Todo el Casco Antiguo, desde la Edad Media, se encuentra dividido en 4 parroquias, en torno a las cuales se fue configurando la estructura de la ciudad. Las 4 parroquias son Santa María, San Mateo, Santiago y San Juan, estando las dos primeras intramuros y las dos últimas extramuros.

Recinto Intramuros

La Ciudad Monumental, delimitada por las murallas, concentra la mayor parte de edificios históricos del Casco Antiguo y se pueden diferenciar diversas zonas que condicionaron la evolución de la ciudad intramuros.

Santa María (Barrio Bajo de la Ciudad Monumental)

El espacio conocido como Santa María se encuentra formado por la unión de dos plazas, la Plaza de Santa María y la Plaza de los Golfines, creando las dos un espacio único. Se encuentra presidida por la Santa Iglesia Concatedral de Santa María la Mayor, en torno a la cual se disponen un conjunto de palacios, mansiones y casas nobles delimitando la plaza. Adyacente al ábside de la Concatedral se encuentra el Palacio de Carvajal (sede del Patronato de Turismo de la Diputación de Cáceres, se pueden visitar sus dependencias interiores, el patio y el jardín) y al final de la calle Tiendas es posible ver la Torre de los Espaderos. De nuevo en la Plaza de Santa María se observan el Palacio de Hernando de Ovando y el Palacio Episcopal, tras el cual, en la Plaza del Conde de Canilleros, se encuentra el Palacio de los Toledo-Moctezuma (Sede del Archivo Histórico Provincial). Si se continúa en la Plaza de Santa María se pueden seguir viendo el Palacio de Mayoralgo, la Casa de Moraga (Centro Provincial de Artesanía), la Casa de los Golfín-Toledo o Duques de Valencia, el Palacio de la Diputación, el Palacio de Fomento y el magnífico Palacio de los Golfines de Abajo, que sirvió de alojamiento a los Reyes Católicos durante sus estancias en Cáceres.

San Jorge

La Plaza de San Jorge, en el centro del recinto amurallado, está caracterizada por tres edificios. Así, se encuentra dominada por la Iglesia de San Francisco Javier o Iglesia de la Preciosa Sangre (en cuya cripta se encuentra el Centro de Interpretación de la Semana Santa de Cáceres y permite el acceso al aljibe más grande de Cáceres, del siglo XVIII). Al lado de la misma se sitúa el Colegio de la Compañía de Jesús. Este conjunto barroco que preside la plaza está acompañado a la derecha por la Casa de los Becerra (Sede de la Fundación Mercedes Calles y Carlos Ballestero). Finalmente, a la izquierda, detrás de unos locales de venta de recuerdos y artesanía, se encuentra el Jardín de Cristina de Ulloa, espacio abierto dentro del conjunto formado por estos tres edificios de la Plaza de San Jorge, dedicada al patrón de la ciudad.

San Mateo (Barrio Alto de la Ciudad Monumental)

El espacio de San Mateo, de menor tamaño que Santa María, está formado por tres plazas, la Plaza de San Mateo, la Plaza de San Pablo y la Plaza de las Veletas. Esta zona está presidida por la Iglesia de San Mateo (construida sobre la antigua mezquita mayor). También se encuentra otro edificio religioso, el Convento de San Pablo. Entre los edificios civiles, el más destacado es el Palacio de los Cáceres Ovando o Palacio de las Cigüeñas (Sede del Gobierno Militar). Completando la zona de San Mateo, concretamente en la Plaza de las Veletas, se encuentra el Palacio de las Veletas (Sede de la Sección de Arqueología y Etnografía del Museo de Cáceres, con un magnífico aljibe almohade, el más antiguo de la ciudad) y la Casa de los Caballos (Sede de la Sección de Bellas Artes del Museo de Cáceres). Inmediatamente por detrás de la Iglesia de San Mateo, se encuentra una pequeña plazoleta en la que se sitúan tres bellos edificios que forman un conjunto armonioso, la Casa del Sol, la Casa del Águila y la Torre de Sande.

Volviendo de nuevo a la Plaza de San Mateo, es posible ver el impresionante Palacio de los Golfines de Arriba. Finalmente, desde San Mateo, se puede descender a través de la calle Ancha para admirar el conjunto de edificios que delimitan esta calle. Entre ellos están la Casa de Lorenzo Ulloa (Sede de la Escuela de Bellas Artes Eulogio Blasco), la Casa de Diego de Ulloa el Rico, la Casa de los Paredes-Saavedra, el Palacio del Comendador de Alcuéscar o de los Marqueses de Torreorgaz (Alberga el Parador de Turismo de Cáceres) y la Casa de los Sánchez Paredes.

En este punto, tras atravesar la calle Ancha, se encuentra la Puerta de Mérida. A este nivel es posible apreciar el Hospital de los Caballeros hacia la derecha, mientras que si se gira hacia la izquierda se puede apreciar la Casa de los Pereros (Sede del Colegio Mayor Universitario Francisco de Sande).

Adarves y callejones

Desde la Plaza de San Mateo, si se toma la calle Condes, se llega hasta la zona de los adarves. Los adarves son las calles adyacentes a la muralla, lo que también se conoce como camino de ronda. En Cáceres cinco calles conservan el nombre de adarves (Padre Rosalío, Santa Ana, Estrella, Obispo Álvarez de Castro y Cristo), si bien cuando se habla de “los adarves”, generalmente se hace referencia a los tres primeros, que se encuentran seguidos, como si de una misma vía se tratara. Los adarves (del Padre Rosalío, de Santa Ana y de la Estrella) constituyen una calle en cuesta, con estrecheces y con pavimento de pequeños cantos.

En esta zona se aprecian el Arco de Santa Ana y Puerta del Postigo, la Torre de la Ved o del Postigo y la Torre de Santa Ana. En una pequeña plazoleta frente al Arco de Santa Ana se sitúa el Palacio de los Condes de Adanero. Conforme se van descendiendo los adarves, a la izquierda se encuentra la entrada a la Casa Mirón (Sede del Museo Municipal de Cáceres), y un poco más abajo a la derecha, está la Plaza de los Caldereros. Esta plaza, a la derecha de los adarves, está delimitada por dos edificios, uno frente al otro, el Palacio de la Generala y el Palacio de Ribera. Ambos edificios son la sede del Rectorado de la Universidad de Extremadura.

Enfrente de la Plaza de los Caldereros existe una pequeña puerta que da a unas escaleras que descienden hasta el Foro de los Balbos, delimitado por la Torre del Horno y la Torre de la Yerba, pudiéndose ver desde aquí el Ayuntamiento y la Plaza Mayor. Si se descienden completamente los adarves y se vuelve a la Plaza de Santa María, a la altura de la Casa de Moraga, es posible iniciar el paso por una zona de calles, callejones y callejas de la Ciudad Monumental de gran encanto. Aquí, en la Casa de Moraga, se inicia un eje formado por las calles Cuesta de Aldana y Olmos, situadas en línea recta, estrechas y tortuosas. Aquí se encuentran edificios tan importantes como la Casa del Mono, la Casa del Aldana, la Casa Mudéjar, la Casa de los Ovando Perero y la Enfermería de San Antonio. Finalmente, la pequeña plaza donde se encuentra la Enfermería de San Antonio desemboca en la unión de la calle Puerta de Mérida con el Adarve del Padre Rosalío, pudiéndose apreciar el Hospital de la Magdalena.

Judería Vieja

Cáceres llegó a tener dos barrios judíos: la Judería Vieja (en el recinto intramuros) y la Judería Nueva (en la zona extramuros). La Judería Vieja o Barrio Judío Viejo se conoce también como barrio de San Antonio de la Quebrada. Se conserva la disposición y organización de las calles típicas del periodo islámico y judío. Se trata de calles estrechas y en cuesta, con pequeñas plazas unidas entre sí, y con calles «en fondo de saco», es decir, calles sin salida. Las casas son pequeñas, de una a dos plantas, la mayoría de color blanco y decoradas algunas de ellas con flores como los geranios entre otras, lo que le da un gran tipismo a este barrio. Está conformado por las calles Barrio de San Antonio, Callejón del Moral, Rincón de la Monja y Cuesta del Marqués entre otras. El principal edificio y centro de la judería vieja es la Ermita de San Antonio (construida sobre la antigua sinagoga). Una casa interesante es la Casa del Judío Rico (conocida así popularmente por presentar una fachada de piedra en lugar de estar cubierta de cal, como era lo típico de las casas judías humildes). En el mismo barrio judío, a través de una de sus casas, es posible acceder al Baluarte de los Pozos. Se trata de un tramo de muralla adelantado al resto formado por dos torres, la Torre de los Pozos o del Gitano y la Torre Coraja o de los Aljibes. Constituyó un punto clave para garantizar el acceso al agua de la Ribera. También en la propia judería, cerca de la Puerta de Pizarro, se encuentra el acceso al Olivar de la Judería, que consiste en un espacio a modo de jardín o parque situado a los pies de la muralla.

Si se continúa por la calle Rincón de la Monja, en el cruce de la misma con la calle Cuesta del Marqués se encuentran dos edificios a destacar. Uno de ellos es la Casa de Durán de la Rocha y el otro es la Casa Museo Árabe. Al descender por la Cuesta del Marqués, se llega al punto más bajo de la Ciudad Monumental y el situado más al este. Aquí se encuentra el Arco del Cristo, Puerta del Río o del Concejo (única puerta de origen romano que ha persistido en la ciudad). Desde este punto es posible visualizar la Torre Redonda y, tras cruzar el arco, la Torre del Río.

Recinto extramuros

Cuando el recinto intramuros no pudo albergar más construcciones se decidió edificar fuera de las murallas en torno a tres espacios fundamentales: la Plaza Mayor y las dos parroquias (Santiago y San Juan).

La Plaza Mayor

La Plaza Mayor se constituye como el centro del Casco Histórico y puerta de entrada a la Ciudad Monumental. Surgió como un amplio espacio para los mercados, fuera de las murallas. Se encuentra dominada en su lado este por un frontal formado por la Torre de Bujaco, la Ermita de la Paz y el Arco de la Estrella, pudiéndose ver también la Torre de los Púlpitos y la Torre de la Yerba. Al sur se encuentra el Ayuntamiento, construido a finales del siglo XIX. El resto de la Plaza Mayor se encuentra formado por soportales que tienen su origen en el siglo XVI, si bien los edificios construidos sobre los mismos son de épocas muy diversas.

Los portales alojaron a distintos gremios, como es el caso del Portal del Pan, el Portal de los Plateros, el Portal de los Escribanos, el Portal de los Boticarios y el Portal de los Relojeros, entre otros. El resto de gremios de la ciudad se asentaron en calles cercanas a la Plaza Mayor, como la conocida y comercial calle Pintores y otras como las calles Paneras, Hornos, Hornillos, Zapatería, Caleros, Tenerías, Rivera de Curtidores, Caldereros, Tiendas. En el entorno y en las cercanías de la Plaza Mayor se encuentran las dos parroquias medievales (Santiago y San Juan), en torno a las cuales se fueron configurando nuevos espacios que, junto con la Plaza Mayor, crearon la estructura urbana del recinto extramuros.

Barrio de Santiago y alrededores

La Plaza de Santiago se encuentra presidida por la Iglesia de Santiago de los Caballeros y el Palacio de Francisco de Godoy. Desde esta plaza es posible acceder a las conocidas calles gremiales de Caleros, Tenerías y Rivera de Curtidores, que conservan su aspecto popular, asentadas en los márgenes de la Ribera del Marco (el arroyo del cual se nutría la ciudad antiguamente). En el cruce de estas tres calles se encuentra cercana la Ermita del Vaquero, construida, según la tradición, sobre la casa del pastor Gil Cordero, que fue quien descubrió la talla de la Virgen de Guadalupe (patrona de Extremadura). También es posible ver los restos de la Torre de Caleros.

Si se vuelve a la Plaza de Santiago y se toma la calle Godoy es posible llegar a la Plaza del Socorro, donde se encuentra la Puerta de Coria o Arco del Socorro y la Torre de Coria o del Pobre. Aquí se encuentran, en un pequeño jardín, algunos de los restos de la muralla romana de la ciudad. También desde esta plaza se pueden observan la Torre del Rey y el Arco de España, actualmente integrados en una casa. En lugar de pasar desde la calle Godoy a la Plaza del Socorro, se puede tomar la calle Zapatería (otra antigua calle gremial), para llegar a la Plaza del Duque, denominada así por el Palacio del Duque de Abrantes (Acoge la Residencia Universitaria Hijas de Cristo Rey). Desde aquí es posible ver el Cine Capitol, en estilo italiano, edificado sobre el antiguo Hospital de Sancti Spiritus.

Si se desciende por la calle Muñoz Chaves se llega a la Plaza de la Audiencia, donde se encuentra la Real Audiencia de Extremadura, mandada constituir por Carlos IV en 1790, sobre el antiguo Hospital de la Piedad. La llegada de la Audiencia a Cáceres en el siglo XVIII supuso la entrada de un gran número de funcionarios del Estado y abogados, que edificaron sus grandes casas en esta zona. Entre esas casas de los siglos XVIII y XIX se puede destacar el Palacio de los Condes de Santa Olalla y la Casa de la Culebra. Cerrando la Plaza de la Audiencia en el lado opuesto a la Real Audiencia se encuentra el Oratorio de la Enfermería de San Pedro de Alcántara, de estilo barroco, actualmente formando parte del Convento de la Obra del Amor. Desde esta plaza, descendiendo por la calle Peñas, o desde la plaza de Santiago, descendiendo por la calle Sande, ya que ambas terminan en un mismo punto, se llega a la Ermita de San Blas, actual parroquia ya no dependiente de la Iglesia de Santiago y sede de una de las romerías más conocidas de la ciudad. A unos metros se alza la Ermita de Santo Vito.

Bastante cerca de la Plaza Mayor se encuentra la Iglesia, Convento y Hospedería del Santo Rosario de Santo Domingo, conocida popularmente como Santo Domingo. Si desde la Plaza de Santo Domingo se avanza hacia la Plaza de la Concepción (denominada así por el ya desaparecido Convento de la Limpia y Pura Concepción), se pueden observar dos edificios en esta plaza situados en la unión de la misma con la calle General Ezponda. Se trata del Palacio de Galarza y del Palacio del Marqués de Camarena. Finalmente, si se sigue avanzando hacia el sur por esta plaza se aprecia el Palacio de la Isla, que fue construido sobre la Ermita de la Cruz, y ésta a su vez sobre la Sinagoga de la Judería Nueva. Toda esta zona, entre la Plaza Mayor y la Plaza de la Concepción, que contiene las calles Paneras, Cruz y Ríos Verdes, conformó la Judería Nueva, cuya sinagoga se encontraba en lo que actualmente es la capilla del Palacio de la Isla.

Desde toda esta zona céntrica, salen calles como Barrionuevo (desde la Plaza de la Concepción) o Margallo (desde la calle Sancti Spiritus), que representan el ensanche de la ciudad. Se trata de calles largas, con casas de finales del siglo XIX y XX. Estas dos calles confluyen en la actual Plaza de Argel, donde se encuentran la Plaza de Toros de la Era de los Mártires, del año 1846, y el Cuartel Infanta Isabel. Detrás de ellos está el Paseo Alto, uno de los primeros espacios verdes de la ciudad, donde se sitúa la Ermita de los Santos Mártires.

Barrio de San Juan y alrededores

La Plaza de San Juan está centrada por la Iglesia de San Juan Bautista o Iglesia de San Juan de los Ovejeros. Alrededor del jardín central de la plaza y de la iglesia se sitúan diversos palacios y casas nobles. Se trata del Palacio de Ovando-Saavedra, el Palacio del Marqués de Oquendo, la Casa de Ovando Espaderos y el Palacio del Marqués de Monroy (Sede de la Cámara de Comercio). Igualmente se encuentran los restos del antiguo Convento de San Pedro, del que permanece una torre en esquina.

Las calles Pintores, Moret, San Juan, Roso de Luna, San Pedro y San Antón constituyen y son de hecho las calles comerciales de la ciudad. Al final de la calle San Pedro se observa el edificio del Gran Teatro, construido en la segunda década del siglo XX. Las calles Sergio Sánchez, Donoso Cortés y Pizarro, en las traseras de San Juan, también forman parte de esta zona comercial y de tiendas, siendo también una zona de bares de copas. En la calle Pizarro se encuentra la Casa Grande (Sede del Centro de Artes Visuales Helga de Alvear). Por la calle Pizarro se llega a una zona formada por dos plazas, la Plaza de la Soledad y la Plaza de Santa Clara, también conocidas como el Altozano de la Soledad y el Potro de Santa Clara, dominadas cada una de ellas por la Ermita de la Soledad y el Convento de Santa Clara. Si se desciende por la calle Torremochada es posible ver la Torre Mochada, de planta octogonal. Un poco más abajo, si se sigue descendiendo, se observa la Ermita de la Consolación o de las Candelas y más abajo aún la Ermita de San Ildefonso (Actual Galería de Arte).

El descenso desde las zonas elevadas del Casco Antiguo finaliza en la Plaza de San Francisco, donde se encuentra el Puente de San Francisco, así como el Museo de Historia y Cultura Casa Pedrilla y la Casa Museo Guayasamín. Desde la Plaza de San Francisco sale la Ronda de San Francisco, donde se encuentra el Real Monasterio de San Francisco Extramuros (Actual Sede de la Institución Cultural El Brocense). En el cruce de la Ronda con la Avenida de la Hispanidad se sitúa la antigua Puerta del Cementerio del Espíritu Santo. Finalmente, se llega a la Ermita del Espíritu Santo, que también forma parte de la denominación de Conjunto Histórico-Artístico.

 

Fuente: Wikipedia

Leer +»
Iglesia de Santiago Apostol

Iglesia de Santiago Apostol

Iglesia de Santiago Apostol

abril 102013

Sin duda la iglesia parroquial de Santiago Apóstol, ubicada en el Sur del núcleo urbano, en lo que se llama Barrio Nuevo, constituye el máximo exponente patrimonial de Santiago del Campo. Su obra comenzó a edificarse en el primer cuarto del siglo XVI y se concluyó en el XVIII, siglo en el que se operaron diversas reformas que confieren al templo su aspecto actual.
Se nos presenta como un edificio de buen tamaño, con nave rectangular y cabecera ochavada. La planta se compone de cinco tramos, de los cuales tres corresponden a la nave y dos a la cabecera. Todos ellos están cubiertos con bóvedas de crucería. La torre, ubicada a los pies, alberga en su interior una interesante escalera de caracol.

La fachada presenta un revoco de imitación a la cantería, pero la obra es de mampostería de pizarra. Dispone de dos portadas, situadas al norte y al oeste respectivamente. Ambas se abren en arcos de medio punto abocinados. El gótico final se refleja en sus portadas, donde aparece la mayor parte de su decoración, que sin duda destacan por su notable belleza. Las puertas están enmarcadas con los alfices típicos de la época.
En su interior guarda un retablo con motivos manieristas, una imagen de Santa Ana del siglo XVI, varias pinturas, un retablo sin pintar del siglo XVIII y otro de la segunda mitad del XVI, así como pinturas al fresco combinadas con esculturas a modo de pequeños altares. Las obras del Coro, ubicado a los pies y elevado sobre tres arcos que sustentan sendas bóvedas de aristas, fueron ejecutadas hacia 1591 por el maestro cantero Domingo Gutiérrez.
Otros edificios religiosos que pueden verse en Santiago del Campo son la ermita de la Soledad, del siglo XVII, en la Avenida Virgen de Guadalupe frente al Consultorio Médico, y la ermita de San Marcos, del siglo XVII, a poca distancia del pueblo en dirección a Hinojal. La ermita de San Bartolomé, probablemente del siglo XVI, actualmente arruinada, se encuentra en la calle de la Cruz de la Tía Perica y es actualmente un establo
.

Leer +»
Los Barruecos, Malpartida de Cáceres
abril 92013

«La primera vez que vi la roca, me llamó la atención que tiene un agujero natural por el que pasa la luz del sol. Luego me fijé que en el interior de la roca, ahuecada por la erosión, hay unos grabados y comencé a pensar si en determinadas épocas del año la luz llegaría a los grabados. El haz de luz llegaba a ellos alrededor de las dos de la tarde y después de dos años y medio de observación he comprobado que la luz solo alumbra un grabado totalmente en los equinoccios. Es decir, los dos días del año en los que el día tiene igual número de horas que la noche: el 21 de marzo y el 22 de septiembre».
De esta forma tan didáctica y sencilla Juan Rosco Madruga (Montánchez, 1950) cuenta a HOY la forma en la que ha descubierto en Los Barruecos un observatorio astronómico de la Edad del Cobre, del calcolítico (de mediados del tercer milenio antes de Cristo). Maestro, licenciado en Geografía e Historia, Juan Rosco ha dirigido excavaciones arqueológicas y fue uno de los primeros en darse cuenta de que unas ruinas que estaban a 5 kilómetros de Alcuéscar, usadas para guardar vacas, eran los restos de una imponente iglesia visigoda del siglo VII, que una vez rehabilitada en los años ochenta se ha convertido en uno de los monumentos más destacados de la Península de la época visigoda: la iglesia de Santa María del Trampal. Rosco es disléxico, tiene una gran facilidad para ver y pensar con rapidez en imágenes, lo que le ha ayudado a convertirse en uno de los más importantes poetas visuales de España. Su dislexia seguramente tiene mucho que ver con la facilidad con la que vio en su mente este nuevo descubrimiento en Los Barruecos, uno de los más extraños parajes que hay en Europa. Se encuentra en el término municipal de Malpartida de Cáceres, a solamente unos 15 kilómetros de la ciudad de Cáceres.
El lugar en el que se ubica la roca con el agujero natural por el que se cuela la luz está cerca de la ‘Peña del Tesoro’ en donde, según explica María del Carmen Díez González en su libro ‘Arte y desarrollo urbano de Malpartida de Cáceres’, hay numerosos motivos pictóricos y grabados, «que tienen la peculiaridad de ser los únicos en la Península – junto con los de la zona de Trujillo – que aparecen en rocas duras de tipo silíceo». Entre esos grabados se encuentra el que es iluminado por el haz de luz, que, según los especialistas, es un ídolo de tipo antropomorfo. Rosco comenta que es un antropomorfo en forma de ‘Y’ invertida, con sexo, al que le faltan los brazos. Al lado de la ‘cabeza’ de esta figura hay una cazoleta (pequeño hueco artificial) que podría representar un disco solar, como los que figuraban en las representaciones de los dioses egipcios.
Hay expertos que indican que los grabados que hay en Los Barruecos son del calcolítico; es decir, de la Edad del Cobre; y que se constata la presencia de cazoletas ya en el cuarto milenio. Muy cerca de la rocaempleada como medidor de equinoccios hay varias tumbas con forma humana excavadas en la roca.

Juan Rosco comenta que lo que él ha descubierto puede ser la punta de un iceberg, ya que junto al petroglifo que se alumbra en los equinoccios hay otras dos figuras. Estos grabados están en una especie de túnel en donde llama la atención que hay más cazoletas, tres de ellas en curiosa línea recta.
La gran roca horadada, que desde un punto de vista determinado parece la figura de un perro de espaldas, está junto a otra roca con forma de seta y una tercera con apariencia de pecho de mujer. Frente a estas tres rocas hay una gran mole de granito, que es una plataforma ideal para contemplar el cielo a la que solo se puede subir por un lado gracias a varios peldaños tallados en la piedra.
Juan Rosco no duda de que si se hicieran excavaciones en esta zona, habría otros hallazgos importantes. Una vez que ha dado a conocer este descubrimiento, comenta que ahora le corresponde a las distintas administraciones su puesta en valor, «deben implicarse todas, desde la local a la autonómica y nacional, e incluso a las supranacionales como la Unesco, para que el hallazgo sea protegido y las generaciones venideras disfruten de la contemplación del fenómeno».
También piensa que en el cercano centro de interpretación de los Barruecos se debería recrear el recorrido de la luz en el grabado, que no duda que hará que aumenten las visitas a este paraje declarado monumento natural en 1996.

Leer +»
Virgen de la Montaña

Virgen de la Montaña

Vista desde "La Montaña"

abril 92013

Francisco de Paniagua, eremita nacido en el último tercio del siglo XVI, en Casas de Millán, provincia de Cáceres, y que murió el 22 de agosto de 1636, fue el iniciador del culto a Nuestra Señora de la Montaña. Contó con la inestimable ayuda de D. Sancho de Figueroa, cura de la S.I.C. de Santa María de Cáceres. Construyó una cabaña aprovechando el abrigo de los peñascos más altos para así vivir su fe como había decidido. Éste, en contra de lo que popularmente se cree, no fue el primitivo lugar de culto a la Santísima Virgen, el cual coincide con el punto de la gruta, popularmente conocida por “la cueva”, donde está colocada actualmente la imagen pequeña de la Virgen. La primera capilla fue construida por Paniagua entre 1621 y 1626. Tenía en origen 6,5 metros de longitud y 2 metros de anchura, aunque posteriormente fue ampliada hasta los 7,5 metros.

En ella colocó el eremita una lápida que reza:

“ESTE CUERPO HIZO DIOS DANDO FUERZA A PANIAGUA, DON SANCHO LE HA DADO EL ALMA, DÁNDOLE SU GRACIA DIOS”.

Don Sancho de Figueroa, después de morir Paniagua, agregó otra que dice:

“ESTA SANTA CASA HIZO FCO. DE PANIAGUA CON SUDOR Y TRABAXO, NATUR. AL DE LAS CASAS DE MILLÁN. AÑO 1626″.

El 24 de marzo de 1626 bendijo la ermita D. Gonzalo Bocarro. Al día siguiente, festividad de Ntra. Sra. De la Encarnación, se dijo la primera misa; y en 1628 se concedió licencia para decir misa diariamente.

Estos lugares primitivos de culto fueron muy certeramente reconstruidos en 1929. El actual edificio, es el resultado de la unión de tres capillas. La primitiva conocida como “La gruta”, en la que se han reconstruido el lecho del eremita y la cocina, está dotada también de una escalera que da acceso a la segunda capilla, hoy convertida en vivienda del ermitaño. En 1.630 Paniagua inicia lña construcción de la mencionada segunda capilla que comprendía un poco más del tramo que hoy ocupa el coro del Santuario, obra que no puede ver terminada, pues le sorprende la muerte, encargando a su amigo D. Sancho de Figueroa, según consta en su testamento, la conclusión de ella, lo que probablemente acaecería en el año 1.661.

En 1.720 se da comienzo a la construcción de la nave central del actual Santuario; posteriormente, en 1.724 se construye el Retablo; en 1.727 el Camarín de la Virgen, en 1.754 la capilla del Cristo de la Salud (lado del Evangelio), y en 1.775 la de Santa Ana (lado de la Epístola). Consta por tanto el santuario en su actual configuración de coro alto, nave central, camarín y las dos capillas dichas, que le dan planta de cruz latina. La bóveda de la nave central está adornada con molduras en resalte, según el gusto Luis XV. En el crucero se levanta cúpula de media naranja con su linterna.

Concluida la obra, el santuario , entonces bajo la denominación de ermita, fue bendecido el día 27 de noviembre de 1.721.

La historia de la cofradía empieza a ser contada en dos libros de igual título: “Primeras cuentas, elecciones y acuerdos”, que abarcan del 14 de abril de 1641 al 8 de abril de 1725.

Las primeras ordenanzas las aprobó el Obispo Fray Roco Campofrío el 24 de agosto de 1635, considerándose en ellas cofundador de la misma a D. Sancho de Figueroa Ocano, cura de la S.I.C. de Santa María.

La primera bajada de la Virgen se produce en 1642, en rogativa para remediar la pertinaz sequía que sufrió la ciudad.

Ostentando el título de Patrona de Cáceres bajó por primera vez en 1906. En esta época la bajada de la Virgen tenía una frecuencia cuatrienal, aunque en los tres años intermedios también se celebraba el Solemne Novenario. Entre 1941 y 1945 se acuerdan bajadas anuales, costumbre que se mantiene hasta nuestros días.

Otras fechas relevantes en la historia de la Cofradía son:

* 12 de octubre de 1924, Coronación Canónica de la Santísima Virgen.

* 12 de octubre de 1949, Bodas de Plata de la Coronación.

* 12 de octubre de 1974, Bodas de Oro de la Coronación.

* Visitas Reales: D. Alfonso XIII, el 25 de abril de 1905.

D. Juan Carlos I y Dº Sofía, el 22 de junio de 1971.

CARRETERA DE ACCESO AL SANTUARIO

Las primeras noticias que existen en nuestro poder de terrenos propiedad de la Cofradía, datan del año 1635, cuando el Ayuntamiento de Cáceres dona las primeras tierras en nombre del pueblo de Cáceres, para acreditar su reconocimiento hacia la Cofradía y la Santísima Virgen. Siguiendo este ejemplo, D. Cosme y D. Rodrigo de Ovando, dejan su heredad, llamada “El Castañar”, a la Cofradía:

“… aguas vertientes de la Sierra de la parte de Oriente, contigua con el sitio del Valdío, -que donó el Ayuntamiento- principio del faldar que se dijo Umbría”.

Es pues acertado pensar, que estas cercas y las estructuraciones de las viñas, (alrededor de los primitivos lugares), fueran el origen de un pequeño acceso a lo que hoy conocemos como Santuario.

En los libros de cuentas, se recogen numerosos asientos contables dedicados a su mantenimiento, durante los siglos XVII y XVIII.

Fue empedrado en 1795, importando tal obra 2.437 reales y 10 marevedíes, que se recaudaron por suscripción popular. En la actualidad se conserva una inscripción, en el sitio llamado el pozo del aljibe, que dice que la obra se ejecutó siendo Mayordomo D. Francisco Cambero.

En 1896, D. Santos Floriano González, Mayordomo de la Cofradía, retomó el viejo proyecto de construcción de la carretera y con el apoyo del párroco de Santa María, D. José Roldán, y mediante suscripción popular fueron recaudadas 12.000 pesetas. Se aceptó el plan de obras del arquitecto D. Rufino Montano por un valor de 31.630 pesetas. La obra fue terminada en 1898 y D. Santos, lleno de altruismo y fe a la Virgen aportó de su bolsillo lo que faltaba para terminar la carretera. Para inaugurar tal obra, se tuvo a bien bajar la Imagen de Nuestra Patrona a la ciudad de Cáceres. En su recorrido podemos encontrar otras dos ermitas, la del Amparo y la del Calvario (ver fotos), esta última de reciente reconstrucción.

En la actualidad, esta carretera se ha convertido en un lugar de gran tránsito, no solo para los devotos de la Virgen, sino también por el gran número de cacereños que han elegido vivir cerca del Santuario, y por la utilización de la misma por parte de los servicios municipales de limpieza, abastecimiento de agua, autobuses, etc., por lo que ha sufrido un gran deterioro.

La Real Cofradía no puede hacer frente a su mantenimiento por lo costoso de la obra, y dado el interés del Excmo. Ayuntamiento en hacerse cargo de su conservación y reparación, esta Real Cofradía decidió donarla al Municipio a principios de este año de 1999, previa autorización de la Junta General de Hermanos y del Obispado, según establecen los cánones 1290 a 1293, del actual Código de Derecho Canónico.

ORACIÓN QUE COMPUSO EL FUNDADOR DE

LA COFRADIA D. SANCHO DE FIGUEROA.

Salúdote Reina de virginal pureza,

María, Madre de mi Señor Jesucristo,

vergel hermosísimo de los deleites del Paraíso del Cielo,

rosa cándida y olorosa sin espina de original pecado;

yo te bendigo y alabo,

pues eres engrandecida del mismo Dios,

Hija del Padre, Madre del Hijo y Esposa y Templo del Espíritu Santo;

suplícote yo, el más indigno de todos tus devotos,

me concedas y alcances de tu Precioso Hijo,

de tal manera vivir en esta vida que cuando de ella parta,

vaya a gozar de la eterna,

donde en cuerpo y alma vives y reinas por todos los siglos sin fin.

Amén.

Vía: http://www.ctv.es/USERS/virmont/HISTORIA.htm
Leer +»
Todos los lugares Todos los municipios Cualquier voto

Listing Results